top of page
  • Foto del escritorHonduras Trascendental

Tracy Tabora: visionaria hondureña que busca consolidarse en el mundo empresarial con exclusiva propuesta de diseños patrióticos

Participó de manera exitosa en una de las ferias Get Star Honduras que impulsó el gobierno anterior a través del Servicio Nacional de Emprendimientos y Pequeños Negocios-SENPRENDE.


Es licenciada en Ciencia y Producción Agropecuaria, graduada en la Escuela Agrícola Panamericana-Zamorano, y una maestría de Economía Agrícola que cursó en Taiwán.

Tegucigalpa. Generar productos únicos, con un distintivo patriótico, ha sido su propuesta, sello con el que ha conquistado el mercado local con sus diseños de ropa, accesorios y mas, pero también se ha adentrado en el comercio internacional participando en ferias.  

 

Una hondureña creativa, alegre y apasionada cuando de alcanzar sus metas se trata, y que antes de asumir el reto como emprendedora se preparó como profesional. Posee una licenciatura en Ciencia y Producción Agropecuaria, título otorgado en la Escuela Agrícola Panamericana-Zamorano y una maestría de Economía Agrícola que cursó en Taiwán.

 

Su nombre es Tracy Yosely Tabora Madrid, propietaria de la marca Rosa Flamingo, quien tras decidir convertirse en su propia jefa y arrancar en el mundo de los negocios no ha dejado de pensar en grande. Para abrirse camino se valió de sus habilidades manuales y su creatividad e impulsada por la cultura emprendedora familiar.

 

Su triunfo está ligado a lo artesanal con la propuesta de prendas y productos que resaltan la cultura y dinamismo de Honduras. Pero para llegar a este momento, antes recorrió un camino de experiencias en su mayoría agradables como fue la creación de su marca con la que comenzó incursionando en el mundo de la moda con trajes de playa y sombreros.

 

Luego en aras de continuar con el negocio y frente a la situación post electoral que enfrentaba el país en 2017 pensó en crear algún producto que avivara el patriotismo y desarrolló la camiseta "Honduras Brilla", “Se me ocurrió hacer un mapa con lentejuelas acompañado de la frase Honduras Brilla. Esa camisa marcó un antes y después de mi empresa y es donde decido crear toda una colección alrededor de este concepto”.

 

Ahora además de sus primeras líneas ofrece tote bags, cartucheras, tazas, llaveros, gorras y hasta café. Sus creaciones han captado la atención de clientes nacionales y también en el extranjero como sucedió al participar en una feria de emprendedurismo en Miami, Florida, Estados Unidos.

 

Un día laboral

Su día a día, aunque complicados por el afán microempresarial siempre comienzan con una taza de café. “Amo el desayuno así que nunca me lo salto”.

 

Luego ya con el estómago lleno, Tracy se dispone a cumplir con su mundo laboral el cual le lleva a revisar su agenda como primeros movimientos del día.

 

Una vez ya con todo bajo control se dedica a la producción, “así que verificó los productos que están bajos en stock para planificar los días en que se va a producir y los materiales que se necesitan”. Y así llegan los momentos de crear nuevos diseños y productos, “me gusta experimentar con materiales y técnicas para crear diseños únicos”.

 

Estas mismas propuestas han captado la atención de clientes nacionales y también en el extranjero como sucedió al participar en la feria en Miami, Estados Unidos.

 

“Esta oportunidad surgió a través del SENPRENDE (Servicio Nacional de Emprendimientos y Pequeños Negocios) mediante la feria Get Star Honduras, una magnífica oportunidad en donde además aprendimos porque se dieron charlas sobre como abrir empresa en Estados Unidos, importación entre otros. También se incluía giras para visitar empresas de hondureños que están triunfando en Miami. Fue una increíble experiencia y nos abrió espacio a otros mercados”, reveló. 

 

En la feria se mostraba lo mejor de Honduras “llevábamos varias maletas y vendimos. Realizamos giras y esa iniciativa fue un éxito”.

 

Para emprender no hay manual

El emprendimiento de Tracy, de manera formal, arrancó unos cinco años atrás, luego de que un amigo le aconsejara producir algo único y propio. “Así que me lancé de lleno a la tarea y hasta el día de hoy, sigo aprendiendo y esforzándome por mejorar en todos los aspectos hasta convertirme en una gran empresaria”.

 

Reveló que a menudo se le consulta sobre el significado detrás de su marca, “y sinceramente, no tengo una gran anécdota que contar al respecto ja,ja,ja”. Y es que el nombre de su emprendimiento, según contó surgió “mientras estábamos celebrando un cumpleaños con temática de flamencos, y me encantó la exótica belleza de estas aves. Pensé: “¿Por qué no?” Así que comencé a buscar palabras que combinaran con “flamingo”. Y entonces, ¡voilá! me encontré con “Rosa” me pareció un nombre que sonaba bien junto. Y así nació el nombre de mi marca”.

 

“Emprender no ha sido fácil. No existe un manual que nos indique cómo hacer las cosas o los pasos a seguir. Por lo tanto, gran parte de lo que hacemos es de manera empírica, guiados por nuestro instinto. Sin duda, mis estudios universitarios han sido de gran ayuda. Pude aplicar los conocimientos adquiridos en mi empresa. Además, el ejemplo de mi padre, quien ha sido empresario toda su vida, también ha influido en mi camino emprendedor”, expresó.

 

En la actualidad ha logrado constituir varias áreas de producción en su emprendimiento, en una se crean las muestras de las prendas, es decir el patronaje y se seleccionan los materiales a utilizar. Una vez se define el estilo a producir pasa a un taller tercerizado donde realiza gran parte de la confección en especial cuando se trata de ropa. Por último, se pasan al taller de producción cuando las piezas llevan trabajo de serigrafia, pegado, planchado, etc.

 

“El proceso creativo es un viaje fascinante que nos permite transformar ideas en realidad. Mi enfoque creativo se basa en primero en la inspiración, una vez definida la idea busco como combinar y mezclar ideas. El siguiente paso es la ejecución, en este paso quito, pongo, muevo, pinto, combino, en fin, todo lo necesario hasta encontrar ese diseño que me encante. Una vez definido el diseño se pasa a producción”, explicó.

 

Según la valiente emprendedora también ha tenido momentos de pensar en darse por vencida “pero soy muy terca y creo mucho en mi producto ja,ja,ja,ja…”.

 

“La mayor lección me la dio mi contadora, que en paz descanse. Recuerdo que al principio quería realizar grandes inversiones en la empresa y en una conversación me dijo: que el negocio te de la pauta. “Eso me ayudó a no comprar cosas que después iban a descapitalizarme y tomar decisiones con calma y de manera estratégica”.

 

Estudios dentro y fuera del país

En el Instituto María Auxiliadora en San Pedro Sula en donde cursó la primaria y luego de egresar del nivel medio decidió estudiar mercadotecnia en la Universidad de San Pedro Sula, pero luego de tres años aplicó a un cupo en la Escuela Agrícola Panamericana-El Zamorano “con ayuda de diferentes becas, culminé la carrera de Licenciatura en Ciencia y Producción Agropecuaria. Un año más tarde me otorgaron una beca para continuar mis estudios de Maestría de Economía Agrícola en Taiwán”.

 

Es así como logra salir del país y residir en la isla asiática por espacio de dos años, tiempo que considera le permitió adquirir “crecimiento profesional y espiritual”.

 

Sus conocimientos agrícolas no se han quedado estancados y los aplica en la finca de café familiar, además le encantan las plantas y aprovecha para sembrar hierbas aromáticas “en un momento quise poner un vivero”.

 

“Las personas podrían pensar que perdí mi tiempo estudiando agronomía, pero para mi no es así porque aprendí mucho, y yo hubiese seguido estudiando de por vida”, explicó.

 

De no haber encontrado sus opciones de estudio dijo que hubiese elegido la formación del arte culinario “que creo que hubiese sido una magnifica chef”. Y es que ama la comida del mismo modo que el cocinar, “tengo varios platos favoritos entre ellos; la pizza, el queso y los postres”. 

 

Padres maravillosos

En la ciudad de San Pedro Sula nació Tracy, el 16 de enero de 1988. Es hija de Nidia Madrid y Miguel Tabora. A su madre la describe como una mujer con carácter, un torbellino creativo, una artista nata, ya que aseguró que la mujer que durante nueve meses le cargó en el vientre haciendo uso de sus manos da vida a lienzos en blanco, “de ella heredé mi lado perfeccionista y artístico”.

 

En la actualidad su mamá es parte de su equipo de trabajo “mi madre es una excelente supervisora de calidad y genero nuevos productos y una de mis hermanas, que es una excelente diseñadora gráfica, desarrolla las ideas de la marca”.

 

Para su papá también ofreció lindas palabras y lo describe como un hombre de gran corazón y su primer amor, un ser maravilloso que con una ternura que abraza el alma. “Sus ojos brillan con sueños y esperanzas. Es un eterno optimista, capaz de encontrar luz incluso en los días más oscuros. A través de sus palabras, me enseñó a mirar el mundo con asombro y a creer en la magia de los pequeños momentos”

 

Son ellos además quienes le llevaron a experimentar uno de los momentos más difíciles que aseguró haber enfrentado a lo largo de su vida, pues siendo aun una adolescente sus progenitores decidieron separarse.

 

Sin embargo, los ama entrañablemente y son estos dos seres que le dieron la vida quienes además le llevaron a conocer el amor de sus cuatro hermanos, tres son mujeres y un varón. Sus cómplices de travesuras infantiles, dos mayores y dos menores. Con ellos formó recuerdos inolvidables entre sonrisas y desacuerdos, pero con mayor espacio las horas de juego fraterno. “corríamos por la casa inventando mundos imaginarios, éramos aliados en la diversión”.

 

Travesura que nunca olvida

De niña experimentó, la mayor adrenalina, en un juego de alto riesgo. Ese día el sol se encontraba en su máximo esplendor, y junto a uno de sus hermanos burlando un poco la atención de la persona que les cuidaba decidieron subir a un empinado árbol que se encontraba en el jardín de la casa.

 

“Cada rama parecía un escalón hacia el cielo, y yo me sentía emocionada por cada centímetro que ganaba”, sin embargo, no estaba dando atención al riesgo en que se encontraba y de un momento a otro se aferró a una de las ramas más frágiles y antes de que pudiera reaccionar iba en picada al suelo. “Caí sentada, con la ramita en la mano y el corazón latiendo desbocado”.

 

Del susto se recuperó rápido no así del dolor en su columna que le duró más de una semana según confió. “Durante más de una semana, no pude sentarme cómodamente. Pero también aprendí una valiosa lección: la inocencia y la audacia pueden llevarnos a lugares inesperados, pero debemos ser conscientes de nuestras elecciones. Aquella rama frágil se convirtió en un recordatorio de que la aventura tiene sus riesgos, pero también sus recompensas”.

 

Vida matrimonial

Cinco años de vida matrimonial tiene Tracy junto a su compañero de vida José Luis Vargas, a quien conoció por una amiga en común.  “Los dos somos egresados de Zamorano, él de la clase 2004, y yo de la clase 2012, desde la primera cita hemos sido inseparables”.

 

Por decisión de ambos no han llegado al matrimonio civil, pero si están comprometidos con su amor. Según ella, desde muy joven entendió que su felicidad no podía depender de nada, ni de nadie, que ser feliz era su decisión.

 

“Para mí, la felicidad se encuentra en momentos de plenitud, en las pequeñas cosas que nos hacen sonreír y sentirnos conectados con el mundo”, dijo.

 

Como referente, entre las personas que más admira mencionó a Sor Vilma, a quien conoció el colegio María Auxiliadora y a quien considera una persona excepcional por su dedicación a ayudar a aquellos que han enfrentado circunstancias difíciles, iluminando sus caminos con esperanza.

 

Y hablando de esperanzas contó a Honduras Trascendental que tiene entre sus planes nuevos proyectos relacionados con la combinación del rubro del café, los productos con sello hondureño y las artes plásticas. ¡Casa Rosa!, muy pronto.

 

Otros datos

Deporte: La vida deportiva ha sido parte de su mundo desde su etapa estudiantil, pues practicó el voleibol y en la actualidad practica el deporte que se basa en los movimientos funcionales: el CrossFit. 

 

Libro: “Los Cuatro Acuerdos” del escritor mexicano de origen tolteca Miguel Ruiz es su preferido, el cual es una guía práctica para la libertad personal.

 

Filosofía de vida: “Hacer el bien sin mirar a quien. Hacer lo correcto, aunque nadie te mire”.

 

Mayor logro: Haber cultivado el amor propio y elevado mi conciencia, para lograr ser un ser de luz.

 

 

 

 

 

 

412 visualizaciones1 comentario

1 Comment


Jose Luis Vargas
Jose Luis Vargas
Feb 16

Orgulloso de esta increíble mujer. ¡Y esto solo es el comienzo! ¡Vamos a conquistar el mundo mi amor!

Like
bottom of page