top of page
  • Foto del escritorHonduras Trascendental

Teresa Zelaya: primera hondureña en integrar planilla a cargos municipales en Gerona, España

La casilla número 11 correspondiente al Partido Popular, que encabeza el candidato Jaume Veray, ha sido otorgada a la compatriota oriunda del municipio de Talanga, Francisco Morazán. Los comicios electorales se desarrollarán este domingo 28 de mayo de 2023.


Desde hace varios años participa de manera activa en la Asociación de Hondureños de la Provincia de Gerona.

Tegucigalpa. Carismática, de lucha constante y trato afable. Una hondureña que hace 18 años decidió migrar pensando en trabajar para generar ingresos para su hogar, pero que en corto tiempo superó todos sus propósitos iniciales.


Y es que Teresa Zelaya Velásquez no le tema a nada, en especial cuando se trata de su desarrollo personal o de su proyección con la comunidad, al grado que en la actualidad es la primera hondureña en integrar una planilla a cargos municipales en Gerona, España.


La casilla número 11, bajo la bandera del Partido Popular, que encabeza el candidato Jaume Veray, le ha sido otorgada a la compatriota oriunda del municipio de Talanga, Francisco Morazán.


Su participación y simpatía podrán valorarse aún más durante los comicios electorales que se desarrollarán este domingo 28 de mayo de 2023 en la comunidad gerundense.


Dependienta, camarera y auxiliar de enfermería han sido los trabajos que ha desempeñado desde que llegó a Gerona, España, empleos que no le han impedido involucrarse en las actividades que realiza la Asociación de Hondureños de la Provincia de Gerona y ahora en la política.

Promotora cultural

De acuerdo con Teresa siempre ha estado a favor de la integración y promoción de la cultura hondureña desde las propias oportunidades, por ello desde la Asociación de Hondureños de la Provincia de Gerona ha aportado su carisma para conformar un cuadro de palillonas que se han presentado durante los desfiles en el marco del mes de independencia hondureña.


“Soy miembro activa en la Asociación, y hacemos eventos culturales para no perder nuestras costumbres y dar a conocer nuestras tradiciones y además que los niños de hondureños que han nacido acá conozcan de nuestras costumbres y tradiciones”, explicó.


En cuanto a la política confió que se fue integrando gracias a sus trabajos y su participación en eventos promovidos por hondureños, involucramiento que le fue permitiendo conocer a distintas personalidades de todos los ámbitos.


“Al conocer a mucha gente, me interesó poner en conocimiento de las autoridades locales las necesidades que presenta nuestra comunidad hondureña”, dijo.


Es así, que al estar en una planilla hoy día “no es con fines de buscar un puesto de trabajo municipal, sino que más bien de mantener una representación catracha a través de la cual se puedan visibilizar no solo las necesidades, sino que también nuestras valiosas tradiciones y valores”.


También dijo que salir victoriosos en la contienda electoral está entre sus planes, pero que será un proceso muy reñido “todos los participantes son muy buenos, en todos los partidos hay buenas personas, buenos representantes, pero con la ayuda de Dios esperamos ganar”.

Su vida entre la familia y el trabajo

La vida en tierras españolas no ha cambiado su entrega para con la familia, a ejemplo es que se despierta muy temprano para los quehaceres del hogar, esto incluye preparar a su hijo menor para la jornada escolar al mismo tiempo en que ella se arregla para acudir a su trabajo, en una tienda de decoración donde asume el rol de dependienta.


“Mis hijos son la mayor bendición que me pudo haber pasado en la vida. Ellos son cariñosos amables, educados y muy respetuosos.


Tras 28 años de feliz matrimonio con Carlos Manuel Girón son tres sus descendientes directos; Lucía, Carlos y Charly Girón Zelaya, con quienes se establecieron en la madre patria luego de que el jefe del hogar les hiciera la propuesta de abandonar su amado país en busca de mejores condiciones.


“Llegué a España por medio de mi marido, él fue quien me impulsó para que me viniera a trabajar, ya que él fue quien se vino primero”, reveló.


De esta decisión familiar hoy se siente agradecida, pues aseguró que su estadía en el país extranjero ha sido buena, pues siempre ha contado con trabajo y se ha relacionado con personas maravillosas que le han permitido crecer a nivel personal.

“Rápido me adapté a todo, claro que siempre extraño a mi gente, mi familia, ya que tengo hermanos, primos, sobrinos, tíos y amigos en Honduras”.

Infancia feliz

De sus padres Lucía Velázquez y Celestino Zelaya contó que siempre fueron personas comprensivas, amorosas y amigos de sus hijos y fueron quienes le heredaron a sus seis hermanos, “yo soy la menor de las hermanas”.


Dos de sus hermanas Bety y Saray Zelaya comparten junto a ella sus triunfos y anhelos de manera cercana ya que también migraron a España desde hace varios años.


Su vida infantil transcurrió en una ciudad donde la vida comercial ha sido desde siempre el sustento de una importante fracción de las familias, con un ambiente mas urbano que rural, en donde los niños disfrutaban de los juegos tradicionales en las calles.


“Mi infancia fue muy feliz, estuve rodeada de toda mi familia. Recuerdo ser una niña muy alegre, divertida y muy participativa en todos los juegos con los compañeros de escuela y amigos de mi infancia”, manifestó Teresa.


También dijo que de aquellos años infantiles hermosos recuerda a su abuela materna Rosinda Gálvez por su gran corazón, su comprensión y cariño.


Así mismo, confió que su sueño de pequeña siempre fue alcanzar un título académico y trabajar en atención al cliente, y ambos los logró estando aun en su tierra natal, pues se graduó de Perito Mercantil y Contador Público y gracias a esta formación logró trabajar como cajera y oficial de crédito en una agencia financiera.

Logros académicos

En la actualidad también es auxiliar de enfermería, formación que nunca planeó, así como tampoco soñó con salir fuera del país.


“Mi primaria la saqué en la Escuela Juan Alberto Melgar Castro, centro educativo donde me llevaba muy bien con mis compañeros y con mis maestros, a quienes recuerdo con mucho cariño, en especial a mi profesora de sexto grado Dora Isabel Moncada”.

Reconoció a su vez que durante sus años de primaria no alcanzó la excelencia académica, pero al llegar a la secundaria su récord educativo cambió, pues se volvió más dedicada y por sus calificaciones le otorgaron una beca de estudio “con el apoyo de mi madrina la licenciada Lizet Medina”.


A partir de ese momento siempre ha mantenido como filosofía de vida nunca desmallar en alcanzar sus metas y continuar la ruta educativa, de igual manera siempre dejar una huella positiva con sus acciones y desempeño laboral.


Y sin dudar, también aconsejó a los connacionales que se encuentran en tierras españolas que sigan siendo ejemplo de lucha “sigamos así, como hasta ahora, porque se nos conoce como personas honestas y trabajadoras”.






770 visualizaciones0 comentarios
bottom of page