• Facebook
  • Honduras Trascendental

Rosa de Lourdes Paz Haslam: Apasionada de las leyes, su familia y el Olimpia

--- En su niñez aprendió a nadar en los ríos, a celebrar la Navidad con o sin juguetes costosos, y a ser devota de la Virgen de Lourdes de quien heredó su segundo nombre.


--- Entre sus proyectos de vida por concretar destaca visitar Londres, y la ciudad arqueológica de Petra, en Jordania, en compañía de su esposo Guillermo Pérez Cadalso.


Tegucigalpa. En una soleada mañana, bajo un frondoso árbol de nance que fue plantado a un costado del patio de su hogar, la exmagistrada Rosa de Lourdes Paz Haslam, da a conocer parte de su vida familiar y profesional.


El espacio donde narró sus vivencias de niña, experiencia laboral y de su devoción por la Virgen de Lourdes, es el rincón donde cada tarde dialoga con su amado esposo, Guillermo Pérez Cadalso, sobre lo acontecido durante el día.


Su mundo podría ser un cuento de hadas, donde la princesa se casa con el príncipe y viven felices por siempre, sin embargo, este hogar se ha forjado con tenacidad, con pruebas de dolor y promesas de fe, con décadas de trabajo y noches de desvelo.


También ha estado presente la filosofía de la excelencia “Yo tengo que hacer las cosas bien, sino no las hago”, así resume Paz Haslam la manera en que ha estructurado su legado familiar.


Pero, además su pasión por el trabajo, “Yo soy feliz trabajando. A mí me gusta siempre estar innovando, que se puede crear y mejorar, por eso me gusta la normativa, hacer un reglamento, la innovación me encanta”.


Sumado a ello, afirma que le gusta el orden y sacar adelante los retos basándose siempre en la calidad, “no me gusta la mediocridad. No soporto a una persona que no quiera dar, aun sabiendo que puede”.


La Virgen de Lourdes le heredó el nombre


Nació en la capital, en una de las salas del Hospital La Policlínica.


La pequeña de ojos azules y cabello rubio sería bautizada con el nombre de Rosa de Lourdes “Rosa por ser el nombre de su mamá y Lourdes porque la Patrona de Ilama, Santa Bárbara, de donde es originario su papá es la Virgen de Lourdes.

“Mi mamá escribió en mi álbum de niñez que mi papá había seleccionado mi nombre porque yo era una rosa de la Virgen de Lourdes, porque donde ella apareció hay un rosal y tiene una rosa en cada pie”, explicó mientras divisa con su mirada un busto de la Virgen de Lourdes que mantiene en su casa, obsequio de su padre.


Años después la pequeña disfrutaba de los paseos familiares, en especial cuando se trataba de disfrutar de la naturaleza y los caudalosos ríos de su época “mi papá procuraba que fuéramos a los ríos, por eso yo aprendí a nadar en ríos”.


Son siete hermanos, ella la tercera de la familia, y no siempre tuvo la oportunidad de celebrar la Navidad con juguetes costosos “así como tuvimos regalos maravillosos que íbamos a las vitrinas a escoger…, así también para los tiempos de crisis, mi mamá recuerdo que guardaba las bolsas de café Indio porque daban promociones y cambiaba carritos para darle a mis hermanos”.


Trabajó y estudió al mismo tiempo


Con el pasar de los años llegó la vida universitaria, al mismo tiempo en que trabajaba y se desempeñaba como madre de dos hijos.


Sus múltiples responsabilidades de adulta no fueron impedimento para no destacar en sus estudios, y no le imposibilitó a que recibiera la distinción honorifica del Summa Cum Laude, otorgado por la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, al graduarse como Licenciada en Ciencias Jurídicas y Sociales con Orientación Derecho Mercantil.


Luego de graduarse pasó a formar parte de las planillas de profesionales del Banco Centroamericano de Integración Económica-BCIE, donde logró coronar una carrera de tres décadas, entre dos periodos intercalados, en los cargos como jefe del Fondo Prestaciones Sociales y Analista Jurídico.

Por su destacado desempeño en la renombrada institución financiera multilateral de desarrollo y su curriculum intachable fue propuesta, y de forma posterior elegida para integrar el pleno de los 15 magistrados que conforman la Corte Suprema de Justicia en el periodo de 2009-2016.


En el Poder Judicial se desempeñó con gran acierto, durante siete años, formando parte de la Sala Laboral-Contencioso Administrativo y como enlace de la Corte Suprema de Justicia para los temas de Género y como la Coordinadora de la Cooperación Externa, entre otros cargos.


Durante su servicio en el área de la justicia también estuvo cerca de temas que han cobrado vigencia en los últimos años como sucede con la extradición de hondureños, y considera que el procedimiento, si se analizan los primeros procesos con los últimos, no presenta cambios significativos.


A la fecha, según la ex magistrada “nosotros no tenemos una Ley de Extradición”, sin embargo, si se tiene un auto acordado, pero “lo ideal es que exista una normativa que garantice a la persona que está siendo solicitada la salvaguarda de todos los principios y derechos que tiene”.


Legado a favor de los derechos de la mujer


Por sus ideas innovadoras, y su visión sobre la importancia que tiene la mujer en la sociedad mientras desempeñaba su trabajo como magistrada impulsó proyectos como el Centro de Protección de los Derechos de las Mujeres (CAPRODEM).


Este es un Centro de Atención Integral donde se brinda orientación y asistencia técnico-jurídica inmediata y gratuita a las mujeres víctimas de violencia doméstica e intrafamiliar.


Y es que de acuerdo con la profesional del derecho la violencia contra la mujer se ha agrandado tanto por la invisibilidad que se le ha dado a través del tiempo, sobre todo la violencia doméstica.


Ante esta situación la destacada togada considera que es de suma importancia empoderar a la mujer, “de ese papel tan importante que tenemos en la sociedad, pero también que nos permitan incluirnos, que nos den esas posibilidades de la inclusión en igual de oportunidades, de lograr esa verdadera igualdad que pregona nuestra Constitución”.


Por sus acertados enfoques y planes ejecutados desde el Poder Judicial a favor de la población femenina, en 2016 fue nombrada por el gobierno como Delegada Presidencial del Programa Ciudad Mujer, una institución que gracias a su visión innovadora transformó la vida de miles de mujeres.


Bajo su rectoría Ciudad Mujer alcanzó la construcción de seis centros de atención integral beneficiando a mujeres de la zona central, atlántica, sur y de oriente.



Olimpia y su amor por los nietos


Recordar su niñez y los años de experiencia laboral le emociona, pero no le brillan los ojos como cuando se le menciona al club deportivo de su corazón, el Olimpia.


“Ese es el mejor equipo del mundo, el Olimpia, en la casa todos somos Olimpia, de fútbol en realidad quien habla más en la casa soy yo”, expresó la abogada mientras sonríe con amplia expresión.


Luego comentó que no coincide con sus hijos cuando se trata de equipos de fútbol internacionales, pues ella es fanática del Real Madrid, y sus hijos del Barca “mi nieto mayor si logré que fuera Real Madrid, como la abuelita”, ja,ja,ja,ja,ja.


Y es que son cinco nietos los que en la actualidad le llenan de orgullo, “son tres nietos de mi hijo Eliseo, y dos hijos de Guillermo”.


De acuerdo con “Pacita” como le llamaban de cariño sus compañeras de colegio con los nietos se siente otro tipo de amor “sin compromiso, sin la responsabilidad de educar que se tiene con los hijos y es solo de consentirlos. Así que esa es una experiencia maravillosa”.


Décadas de amor y momentos difíciles


Con su amor de jovencita lleva 49 años de matrimonio, “para mí ha sido una bendición”.


Así sintetiza Paz Haslam, su vida después de haber dado el “si acepto” como juramento de amor para el caballero que Dios puso en su camino para formar un hogar, el también destacado abogado Guillermo Pérez Cadalso.


Desde aquel momento han logrado la combinación perfecta de sus personalidades, al grado de disfrutar de la música, y del baile, aunque ella no era tan sociable, pero “Él (su esposo) es un amante de la música y mis hijos han heredado eso también”.


Además, han sustentado su amor bajo la dirección de Dios, y la doctrina católica, por lo que asisten a misa, a veces en la Basílica de Suyapa que es donde su esposo encuentra mayor regocijo espiritual.


A lo largo de su vida matrimonial, han sido más los momentos buenos que los malos, pero hubo uno que les marcó, y 39 años después les sigue recordando lo difícil que fue, pero que con Dios todo es posible.


Y es que el hombre de sus sueños, hace 39 años, estuvo a punto de perder la vida por causa de un accidente, momento en el que perdió su pierna izquierda.


“Él (Guillermo Pérez Cadalso) era una persona súper joven, apenas tenía 40 años, imagínese como marca la vida de una persona joven tener que usar una prótesis”, expresó ahora por los años transcurridos con calma, aunque en aquel momento fue de gran tribulación.


Pero esos momentos difíciles, que se extendieron por varios meses, aunque significaron un impacto doloroso “también nos hizo crecer, y unirnos más”, la unidad que en la actualidad se hace presente en cada festejo o adversidad de sus vidas.


Sueños que se cumplirán

En la actualidad, por estar en la etapa como jubilada y tener menos responsabilidades, junto a su esposo han contemplado que en un tiempo no muy lejano les encantaría viajar juntos a ciudades como Londres, o la ciudad arqueológica de Petra, en Jordania.


Por ahí quedan otros lugares por recorrer, que están en la lista de los deseos por cumplir de la mano de su eterno enamorado.



Expresiones

-Fui una niña feliz-.

-No me gusta la mediocridad-.

-Olimpia es el mejor equipo del mundo-.

-Yo tengo un lema, yo tengo que hacer las cosas bien o mejor no las hago-.

1133 visualizaciones8 comentarios