• Facebook
  • Honduras Trascendental

Pili Luna captura el mercado internacional de pieles y diseños exclusivos con el cuero de pescado

La diseñadora hondureña participará la próxima semana en una mesa redonda, en el marco de la Cumbre de Las Américas, por invitación de la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris. El tema a tratar será el desarrollo y apoyo a la mujer del hemisferio occidental.


La destacada emprendedora nacional, ha logrado involucrar a 23 asociaciones de pescadores artesanales del país y otros grupos de Costa Rica en el oficio milenario de convertir la piel de pescado en cuero.


Tegucigalpa. Un destello de luz que cayó sobre un bulto de desechos de pescado hizo estallar una brillante idea de negocio y de generación de empleo en la mente de la diseñadora hondureña, Pili Luna.


Y es que ese momento cercano con el brillo perlado, único de las escamas del producto marino, le condujo a descubrir un material que considera “bello y exótico”.


Pero para extraer esa materia prima que había capturado con sus ojos y mente fue necesario dedicar varios momentos para encontrar la fórmula de curtido que le permitiera sacar el cuero que necesita para sus creaciones.


“Comencé a hacer pruebas y pruebas, a estudiar, a indagar por aquí y por allá hasta que llegué a una fórmula que es de mi autoría y tengo la patente para curtir esa piel”, explicó.


Luego vendría su inspiración para darle forma a los diseños del calzado que comercializa a base del cuero obtenido de la piel de pescado, y más significativo aún involucrar a 23 asociaciones de pescadores artesanales del país en el oficio milenario del curtido de la piel de pescado.


“El producto que ellos mismos procesan luego se los compro para mis creaciones, pero además estamos en el proceso para exportar esta materia prima”, confió la multifacética hondureña.


Empleos con mano de obra local

El componente de integración de las comunidades pesqueras, en especial de inclusión de la mano de obra femenina para la producción del cuero marino, es sin dudar otro de los aportes de Pili Luna en beneficio del desarrollo del país y de otras comunidades de Centroamérica.


“Ahorita estoy exportando la materia prima desde Costa Rica porque tengo también proyección con pescadores y mujeres en Puntarenas, acabo de capacitar a 70 mujeres en el arte de curtir la piel”, comentó.


En total son unas 180 mujeres de Honduras y Costa Rica las que han sido formadas a través de esta iniciativa que nació en tierras catrachas.


En Puntarenas, Costa Rica, se trabaja con cuatro grupos de pescadores y mujeres: en Islita, barrio El Carmen, Cooperativa Brujas del Mar, y la Casa de las Mariposas, y en Honduras se han involucrado personas de La Mosquitia, Barra Plátano, Kaukira y Puerto Cortés.


La piel de pescado de acuerdo con la emprendedora hondureña es igual de resistente que la piel de ganado vacuno y se puede utilizar en la fabricación de asientos de motos acuáticas, muebles, zapatos, carteras, fajas, es decir que tiene igual una infinidad de usos.


Por su aporte, a nivel local e internacional, Pili participará la próxima semana en una mesa redonda, en el marco de la Cumbre de Las Américas, por invitación de la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris. El tema a tratar será el desarrollo y apoyo a la mujer del hemisferio occidental.


Iniciativa ecológica y de rentabilidad

En 2018 en un viaje a La Mosquitia, con el apoyo del laboratorio de innovación del Banco Interamericano de Desarrollo-BIDLAB, tratando de encontrar nuevos proyectos para beneficio de la población de esta región es donde Pili Luna identifica la oportunidad de darle valor a los desechos de pescado.


Y es que hasta ese momento la piel de pescado para los pescadores misquitos era nada más un apestoso desperdicio que surgía tras el fileteo de la carne del producto marino.


Los desechos tan solo eran apilados en un lugar donde se descomponían generando a su vez contaminación, pero en la actualidad tras ser retirados del pescado son lavados para someterlos a distintas etapas de tratamiento hasta convertirlos en cuero manejable.


Esta la materia prima que la emprendedora nacional ha comenzado a ofrecer a distintos países por sus cualidades de durabilidad, resistencia y belleza, adecuada para marroquinería, calzado y hasta vestimenta.


“Yo lo que hago es que viajo a las comunidades y hago alianzas estratégicas con organizaciones, en Honduras trabajo con Goal y con el BIDLAB”, dijo la promotora del proyecto de cuero de pescado.


Marca solidaria

El desafío de emprender en la vida de Pili Luna llegó tres años antes de que comenzara con la producción y utilización del cuero de pescado en sus creaciones.


En 2014 fue invitada a diseñar una cartera para la Fashion Week Honduras, y fue un éxito, entonces luego de unos meses de darle vuelta a las ideas decide crear sus propios diseños de zapatos y en la semana de la moda de 2015 lanzó su primera colección con telas lencas.


De esta manera casi simultánea surgió su marca “Vos Honduras”, con la cual de la mano de iniciativas solidarias ha ido creciendo ya que a través de alianzas con empresas ha logrado donar zapatos a niños de escasos recursos.


Su exitosa carrera en el mundo empresarial le permitió a su vez montar su propio taller de producción de calzado el cual funciona en la Casa Quinchon, ubicado en el centro de Tegucigalpa, donde ha logrado emplear a unas 15 personas.


“Los zapatos que ofrecemos son fabricados con materiales 100% sostenibles. Hacemos el calzado a la medida del cliente y son diseños únicos, no producimos que en cantidades, sino que todo es por pedido individual”, explicó la reconocida capitalina.


Sus clientes además de Honduras están en Canadá, Alaska, Eslovaquia, Estados Unidos y Costa Rica. Los costos del producto es “un precio justo de acuerdo con el trabajo que conlleva”.


La capacidad de producción instalada que posee es de unos 500 pares de zapatos al mes.


Reconocimientos internacionales

Gracias a su empeño, dedicación y sus innovadoras propuestas, Pili ha logrado alcanzar reconocimientos a nivel nacional e internacional.


En 2018 participó en la Bienal Iberoamericana de Diseño de Madrid, considerada como el evento más importante del diseño contemporáneo iberoamericano.


Dos años después, en 2020 obtuvo el segundo lugar como Empresa Verde, en el marco del premio ambiental Gestión Estratégica Ambiental para un Medioambiente más Sostenible-GEMAS, que impulsó el gobierno con una empresa cementera.


Y en 2021 logró ubicarse en el primer lugar del premio GEMAS. También obtuvo el segundo lugar en el programa Leads Mujer que es otorgado por INCAE Business School de Costa Rica, un programa que promueve el emprendimiento, liderazgo y empoderamiento de las mujeres centroamericanas.


Su más reciente galardón ha sido su participación en feria LINEAPELLE en Nueva York, evento donde se muestran las nuevas tendencias en cuero, textiles y sintéticos para calzado, bolsos y marroquinería,


Su vida y creación más hermosa

Además de diseñadora Pili es fotógrafa profesional. Es hija única, del hogar conformado por la diseñadora de moda de alta costura nacional, Gioconda Berlioz y el economista de descendencia español, Rodolfo Luna Morán.


“Mi mamá es la mujer más maravillosa, abnegada, entregada, es un ejemplo de vida, artista y diseñadora, y mi papá era muy divertido y amoroso, él falleció cuando yo tenía siete años”, dijo la filántropa que en su DNI aparece como dueña del nombre María del Pilar Luna Berlioz.


“Pili, es como siempre me han nombrado mis familiares”, confió. De niña lo que más recuerda que le hacía inmensamente feliz eran las visitas a la playa de La Ceiba y Tela “eso era maravilloso, el mar para mí es un mundo diferente y los mejores recuerdos de mi niñez”.


Sus estudios primarios y secundarios los completó en la Escuela Americana y de forma posterior fue enviada a Boston, Massachusetts, EE.UU, donde estudió diseño de producto y mercadeo.


Luego se casó y mantuvo 23 años de feliz relación con el padre de sus tres hijos “con mi ex esposo somos muy buenos amigos. Nos llevamos muy bien, tenemos tres hijos en común que es lo más importante”.


“Mis hijos representan mi más maravillosa creación. Porque Dios concede a los hijos, pero uno es el responsable de formar y crear esas vidas a futuro”.


David Rodolfo, es el nombre de su primogénito, el cual le enseñó a ser mamá siendo una jovencita de 21 años, y es el padre de su primer nieto David Felipe, que tiene dos años y vive en Eslovaquia.


El segundo fruto de su vientre es Diego Miguel, un joven que ha destacado en el área financiera y vive en San Antonio, Texas. Y su tercer amor que cargó durante nueve meses en su vientre es su hija Antonella que recién culminó la secundaria.


Por ese amor tan grande que asegura sentir por su madre e hijos es que a diario piensa en hacer algo por transformar el mundo o al menos heredar proyectos que promuevan el desarrollo socioeconómico del país de la mano de la ecología.



Citas


“Mi compromiso siempre será a favor de fortalecer a las comunidades donde trabajo, con la formación de nuevos emprendimientos, a continuar innovando”.


“La fotografía para mí es mi pasión. Es mi momento de calma, es un encuentro conmigo misma, es meditación, es una forma de expresar lo que hay, muy dentro de uno, y compartirlo con el mundo”.


“Con el reciclaje he aprendido que todo tiene un uso, nada es basura y todo depende como veamos las cosas”.

550 visualizaciones0 comentarios