top of page
  • Foto del escritorHonduras Trascendental

Norma Carías: comprometida y valiente defensora de los derechos de las niñas y las mujeres de Honduras

En 2023 le fue otorgado el Premio Tulipán de Derechos Humanos, reconocimiento del gobierno del Reino de los Países Bajos.

 

A la fecha, integra plataformas feministas a nivel nacional, centroamericano y latinoamericano. Lleva más de tres décadas de labor por los derechos sexuales y la salud reproductiva de mujeres y niñas. 

Tegucigalpa. Dueña de una profunda humanidad. Resiliente, responsable y con una sonrisa acogedora es Norma Elvira Carías Montiel. 


Hondureña que el año recién pasado, 2023, fue galardonada con el premio Tulipán de los Derechos Humanos, un reconocimiento que otorga el gobierno del Reino de los Países Bajos a defensores de los derechos humanos en el mundo.

 

Licenciada en Psicología con postgrado en Psicología Social con varios diplomados en Salud Escolar, en Litigio Estratégico, y en Género.

 

Con una lucha de más de tres décadas en el fortalecimiento del poder de decisión de niñas y mujeres sobre sus cuerpos. Una labor extraordinaria que realiza desde el Centro de Promoción en Salud y Asistencia Familiar-CEPROSAF, del cual es socia fundadora y directora ejecutiva.

 

Una excepcional ceibeña que gracias a su trabajo constante ha logrado formar parte de diversas plataformas feministas nacionales, a nivel de Centroamérica y Latinoamérica, espacios de lucha a favor de la no violencia hacia las mujeres.

 

Vino al mundo en un año con giros culturales importantes

En el año en que nació Norma, surgieron múltiples acontecimientos que marcaron historia en el mundo como; el segundo mandato del ex presidente de los Estados Unidos, Richard Nixon, y el momento en que la OMS excluyó al homosexualismo de su lista de enfermedades, lo cual replicó ese mismo año la Asociación Estadounidense de Psiquiatría.


Ella en la actualidad, con sus casi 51 años de vida, forma parte de ese legado de 1973, así como de la historia de su tierra natal, La Ceiba.

 

Fue en el Hospital Vicente D´Antoni donde Norma abrió los ojos al mundo, luego de salir del vientre de su madre Norma Ruth Montiel Torrez siendo la primogénita del hogar de Rodolfo Carías Cálix (Q.D.D.G).

 

Valores heredados

De su madre heredó sin dudar sus deseos de superación personal, responsabilidad, compromiso, valentía y solidaridad. También el amor por la familia.

 

Su mamá es una enfermera jubilada que sembró un legado de entrega y compasión hacia los pacientes, y que de acuerdo con Norma vive orgullosa de su profesión.

 

Como familia nuclear tiene además dos hermanos Rodolfo y Carlos Iván.

 

Infancia en el populoso Barrio Mejía

El área que conforma el Barrio Mejía, zona donde creció Norma, fue en sus inicios una aldea de La Ceiba, ella disfrutó intensamente de las extendidas horas de juego junto a sus vecinas, a escasos metros del antiguo cementerio.

 

Ahí mismo fue donde desde muy pequeña comenzó a mostrar sus dotes de liderazgo organizando eventos a modo de juego.

 

De esos años atesora recuerdos que le nutren el corazón como los momentos en que su madre la llevaba a la Casa Panayotty, una antigua tienda que los ceibeños han preferido a través de generaciones,  a comprar mis estrenos para Navidad y Año Nuevo.

 

También cuando su mamá recurría a los servicios de costura de la modista local Sixta Clark, “que era amiga de mi madre”, completando de esta manera quizás tres momentos importantes para estrenar durante el año, el cumpleaños y durante las fiestas decembrinas.

 

“De mi niñez añoro, además, las vacaciones que disfruté con mi amorosa abuela Julia, en El Progreso, Yoro, pues me consentía mucho”, dijo la reconocida psicóloga.

 

Sus momentos más felices

Profesa la religión católica, y es una madre que se encontró con la felicidad plena al nacer su hija Gisela Leticia, pero que también ha experimentado la tristeza más grande luego de que falleciera su padre y su abuela Julia.

 

De su niña, que ya es una adolescente, expresó que le gustaría fomentarle a que viva plenamente y  feliz, “que no se limite”, que desarrolle sus habilidades para la pintura.

 

“A ella le gusta el animé, mi hija es muy importante para mí, ella es una de mis principales razones que me motivan a luchar por mejores condiciones en este país”, confió.

 

Busca de manera continua el conocimiento

La reconocida Escuela Gustavo A. Castañeda, de la ciudad considerada como la novia de Honduras,  fue el centro de enseñanzas donde aprendió sus primeras letras. En este centro educativo fue donde además mostró su aguerrido carácter cuando se trata de defenderse “no se me olvida cuando me peleé con un compañero en cuarto grado, porque me estaba molestando y yo no me dejo”.

 

Sumado a ello, recuerda a sus maestras con quien aprendió sobre la importancia del huerto escolar, y quienes además le apoyaron para destacar como alumna sobresaliente.

 

Al egresar de la primaria fue matriculada en el Instituto María Regina que estaba a cargo de las Hermanas de la Misericordia, llegando años después a obtener el título universitario de psicóloga

 

“Cada año trato de estudiar y actualizarme. Me gusta leer, cuando estudié en España pertenecí a un círculo de lectores y pude adquirir muchos libros, leo mucho por razones de trabajo y estudio”, agregó.

 

Y aunque es asidua lectora no tiene un libro favorito, pero si le gustan los de la escritora chilena, Isabel Allende.

 

Entre los planes para este año “tomaré varios cursos en línea de la Universidad de Chile”.

 

Viajes y trabajo

Por su trabajo y estudios ha logrado visitar unos 25 países, entre ellos; Canadá, Estados Unidos, México, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Colombia, Argentina, Chile, Ecuador, Brasil, Perú, Bolivia, Cuba, Australia, Cambodia, Egipto, España, Alemania, Suiza, Holanda, Hungría y Portugal.


En su historial de trabajo destaca que se ha desempeñado en el sistema público y privado en diferentes facetas, pues formó parte del equipo de la franquicia de calidad mundial en la región centroamericana INTUR, en la maquila Zip El Porvenir, en la Secretaría de Salud, Instituto Nacional de la Juventud, y en CEPROSAF.

 

Compromiso con las mujeres hondureñas

Es a través de CEPROSAF que ha logrado cumplir sus mayores metas en favor de las mujeres.  

 

“Hace 29 años, seis mujeres, en ese entonces empleadas de la Secretaría de Salud, fundamos CEPROSAF, eran cinco enfermeras, en la actualidad ya jubiladas, y mi persona que realizábamos actividades como barbacoas, rifas para recaudar los fondos para obtener la personería jurídica, y pagar el alquiler de la oficina”, recordó.

 

CEPROSAF promociona la salud y defensa de los derechos de niñas y mujeres, en especial la educación sexual integral y métodos anticonceptivos y de emergencia. 

 

La organización también desarrolla la prevención y atención de víctimas de violencia, formación de profesionales de la salud y de mujeres defensoras que trabajan con niñas y adolescentes en su empoderamiento para una vida libre sin violencia. 

 

Los inicios de CEPROSAF fueron ligados a brindar charlas sobre prevención del VIH a estudiantes, y así se fue consolidando y en 2023 impulsaron 12 proyectos beneficiando a poblaciones clave para diagnóstico de VIH y sífilis, tratamiento ITS y vinculación con la SESAL, prevención y atención de la violencia hacia las niñas y mujeres, prevención de cáncer de mama, y ofreciendo apoyo a mujeres emprendedoras.

 

“Hemos trabajado con 10 centros educativos en la prevención de violencia sexual”, explicó.

 

Para este año se contempla extender los servicios a San Pedro Sula, Choloma, Santa Fe y Trujillo para prevención y atención de violencia hacia mujeres y niñas.

 

Como parte de los logros se ha logrado conformar una red de profesionales de salud en los cinco hospitales públicos del Litoral Atlántico; Trujillo, Tocoa, Olanchito, Tela y La Ceiba con la finalidad de disminuir la mortalidad materna y mejorar los servicios de salud sexual y reproductiva.

 

Comunicación

En la actualidad es parte del consejo editorial de la revista virtual centroamericana Miradas Moradas, un aporte de la Asociación Puntos de Encuentro a la comunicación entre mujeres de los diversos movimientos y activistas LBTIQ+ de la región.

 

Por legado y compromiso en favor de las mujeres Honduras Trascendental le honra a través de esta publicación.


 En corto

 ¿Qué pasatiempos posee?

A mí me gusta escuchar música, bailar.

 

¿Practica deportes?

No practico deportes actualmente, de adolescente jugaba voleibol y andaba en bicicleta todos los días

 

¿Cuál es su comida preferida?

Los camarones son mis favoritos

 

¿Cuáles son sus colores preferidos?

El morado y el rojo

 

 

 

 

117 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page