top of page
  • Foto del escritorHonduras Trascendental

Niños con arritmias cardíacas salen curados durante la primera Brigada de Electrofisiología que se realiza en el sistema público hondureño

Se atendieron a 28 niños que llevaban más de cinco años de espera. Las cirugías tienen un costo de más de 600 mil lempiras en el sistema privado. 

 

La brigada fue posible gracias a los especialistas del Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada, España y el Hospital María, Especialidades Pediátricas, junto al apoyo de World Pediatric Honduras y las generosas donaciones de productos de Abbot Laboratorios, y el aporte de la Fundación Infancia Solidaria, y la Sociedad Española de Cardiología.

Tegucigalpa. Una jornada de milagros fue el resultado de la primera Brigada de Electrofisiología que realizó World Pediatric Honduras con el apoyo de los especialistas del Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada, España y el Hospital María, Especialidades Pediátricas.  Fueron 28 niños, que padecían de arritmias cardíacas, los que tras ser operados volvieron a sus casas totalmente curados.

 

La jornada además contó con el apoyo de Abbot Laboratorios, la Fundación Infancia Solidaria, y la Sociedad Española de Cardiología.  Sumado al generoso e importante aporte de los médicos Lenin Bulnes y Douglas Álvarez que facilitaron el Navegador, aparato esencial para realizar una ablación cardíaca, que fue precisamente la intervención que recibieron los pacientes.

 

“Esta es la primera ocasión que en un hospital público se logra una brigada de electrofisiología y nos sentimos mas motivados para continuar esforzándonos y gestionando alianzas que nos lleven a asistir a los niños que urgen de una operación”, dijo Ileana Cerrato, representante de World Pediatric Honduras.

 

El equipo de médicos internacionales estuvo conformado por los cardiólogos intervencionistas, Juan Jiménez Jaimez, y Luis Tercedor Sánchez, la anestesióloga, Fanny Rodríguez Campos, el ingeniero biomédico, Jaime Amador, y la enfermera de quirófano, Patricia Cabello Muñoz.

 

A nivel local participaron las cardiólogas Sonia Solórzano y Karla Andino, sumado a todo el equipo de cardiología del Hospital María y residentes. Además de los galenos Lenin Bulnes y Douglas Álvarez.

 

Casos de impacto

María Bermúdez, de cinco años, presentaba latidos irregulares en el corazón, por causa del síndrome de Wolff-Parkinson-White, y desde que nació sus padres habían buscado su atención, pero ante el inexistente tratamiento en los hospitales públicos del país se encontraba tan solo sostenida con medicamentos.

 

“A veces me preocupaba porque iban pasando los años y no la podíamos operar porque la cirugía era muy costosa, hasta que en noviembre del año pasado nos dijeron que vendría una brigada en este 2024, y la niña fue elegida en el grupo de niños a operar”, dijo Lidia Bermúdez, su madre.

 

La cirugía de la menor se extendió por unas tres horas y tras un día de hospitalización fue dadas de alta con una cita pendiente para conocer su evolución, en unas semanas, y a partir de ese momento suspender definitivamente sus visitas al hospital por sus molestias cardíacas.

 

Sonia Solórzano, cardióloga pediatra del Hospital María, reveló que este tipo de brigadas son posibles gracias a los enlaces solidarios que se dan con especialistas extranjeros y el acompañamiento de los médicos nacionales que se entregan con el corazón a atender a los niños que padecen de enfermedades congénitas.

 

 “El apoyo de World Pediatric es invaluable. Con las cirugías los pacientes están sanos, no vuelven a tomar medicamentos ya que la recuperación es inmediata. Esperamos volver a formar esta alianza que nos ha llevado a devolver la salud a los pacientes operados”, agregó.

 

De manera previa se evaluaron 35 niños que son asistidos por los especialistas cardiólogos del centro asistencial público. La Brigada es de costo elevado, pues cada cirugía tiene un costo de más de 600 mil lempiras en el sistema privado hondureño, montos que los padres no tienen los recursos para cubrir, por ello los niños y sus familias anhelan jornadas como la que se llevó a cabo este año en el Hospital María. 

 

 

 

224 visualizaciones0 comentarios
bottom of page