top of page
  • Foto del escritorHonduras Trascendental

Leslie Poujol: valiosa triatleta que ondeó el pabellón hondureño en cuatro mundiales

Desde hace tres décadas el triatlón ha sido su deporte. En los últimos 12 años se ha desempeñado como oficial técnico nivel tres. También ha ofrecido clases online y presencial a oficiales técnicos de Latinoamérica. En fecha reciente impartió formación a un grupo en Cali, Colombia.

Tegucigalpa. Una de las más exigentes disciplinas deportivas del mundo le conquistó a la hondureña Leslie Poujol Valerio, desde hace más de tres décadas.

 

Y es que son tres deportes integrados: natación, atletismo y ciclismo los que ha practicado con gran desempeño, llevándole a participar en cuatro mundiales: Lausanne, Suiza 2005; Hamburgo, Alemania 2007; Vancouver, Canadá 2008, y Brisbane, Australia 2009.

 

Es decir, que se probó como una atleta calificada, al recorrer la distancia olímpica de 1,500 metros en natación, 40 kilómetros en ciclismo, y 10 kilómetros, que son las rutas en competencias mundiales.


Aseguró que una de las mejores experiencias fue la de Tokio, en la cual fue parte del equipo de oficiales técnicos de las Olimpiadas, pues “fue única porque estábamos aun en pandemia, era todo anormal, solo íbamos del hotel a la sede y viceversa. La gente en Tokio nos ayudaron en todo, hicimos varios intercambios culturales, todo dentro de la sede, espero estar de vuelta algún día”.

 

Su compromiso, perseverancia y consistencia, además le han permitido en los últimos 12 años desempeñarse como oficial técnico nivel tres. También ha ofrecido clases online y presenciales a oficiales técnicos de Latinoamérica. En fecha reciente impartió formación a un grupo en Cali, Colombia.

 

De niña fue miembro del Club de Natación Delfines Maya y también del Country Club “más adelante jugaba mucho el tenis y una vez llegada a Estados Unidos aprendí a andar en bicicleta”.

 

En Honduras logró el título de arquitecta, diploma otorgado por la Universidad José Cecilio del Valle, y al llegar a Estados Unidos culminó la maestría en computación.

 

Competencias internacionales

Su primera participación en un triatlón recordó que fue Carolina del Norte, Estados Unidos, “en la playa de Surf City y desde ese momento quedé encantada”.

 

Luego se fueron dando grandes oportunidades participando como triatleta en diferentes competencias olímpicas, “hoy día no practico el triatlón completo porque tengo una rodilla lesionada y no puedo correr, pero hago algo que llamamos Aqua Bike, donde nadamos y andamos en bicicleta”.

 

A nivel nacional, destacó además como organizadora del Bay Islands Triathlon, un evento de categoría internacional que se realizó en Roatán de 2004 a 2013.

 

“En estos días he estado pensando que se podría organizar en Roatán nuevamente, pero he descartado el Triatlón por ser muy complicada la logística”, reveló.


Valiosos tesoros

Ella perdió la cuenta de la cantidad de medallas que logró acumular a lo largo de su vida deportiva, “en los eventos locales nos dan, siempre llegaba a un tercer lugar y de  los eventos internacionales, la mejor participación la tuve en Suiza”.

 

Hasta 2008 sus participaciones eran de un evento cada dos semanas, siempre la mayor actividad era durante la temporada de verano, de mayo a septiembre, “eran muchos eventos en la temporada de verano, y siempre uno participa, ya que de esta manera uno se mantiene con un buen perfil”.

 

En los eventos mundiales participaba en los grupos según las edades, y son competencias una vez al año, unos días antes o después se desarrollan las de los profesionales.


“En mi caso, cada vez que asistí a una competencia, fui la única hondureña que participaba”, reveló.

 

Estudios

Es una de las alumnas egresadas del reconocido centro educativo capitalino Elvel School “aunque el primero y segundo grado lo hice en el Instituto María Auxiliadora”.

 

Recordó que tuvo una infancia muy buena, rodeada del cariño y complicidad de varios primos “vivíamos cerquita, jugábamos todos los días, andábamos en bicicleta, yo también jugaba fútbol y además me gustaban las muñecas”.

 

En la secundaria logró ubicarse en el honor rol, desde el 10º grado, pues en la primaria de acuerdo con la reconocida atleta nacional no era aplicada.

 

En la actualidad Leslie ha continuado sus estudios académicos relacionados con la industria de la construcción, en especial para conocer sobre los procesos de edificación estadounidense “tomo las clases hasta la 1:30 pm”, luego se incorpora a la jornada laboral en el mundo de la tecnología que le lleva unas cinco horas en promedio.

 

“Cuando tengo horas libres me gusta hacer el SUP - Stand Up Paddle o andar en bicicleta cuando el clima lo permite”, dijo.

 

Vida en el extranjero

Del país salió en 1985 de la mano de su esposo, en ese entonces ambos laboraban en la Embajada Americana. “De Honduras fui a El Salvador y después nos trasladaron a África al país de Burkina Faso.

 

“Luego me establecí en Washington D.C. y después de algunos trabajos de poca importancia decidí trasladarme a Carolina del Norte. Fue ahí donde comencé mi maestría en computación de la Universidad de Boston, y trabajé para una compañía de ingeniería, comencé como dibujante de CAD, y luego me trasladaron al centro de cómputo para desempeñar mis labores de computación”, agregó.

 

De forma posterior se trasladó a ciudad de Lexington, Carolina del Sur, donde vive en la actualidad “a la orilla de un lindo lago donde cuando el tiempo lo permite puedo ir a nadar o hacer SUP. Es un ambiente tranquilo que es lo que me gusta. No me gusta en las ciudades grandes de mucho trajín”.


Rutina deportiva

En la actualidad según Leslie trata de continuar activa. Antes dedicaba de una a tres horas a la natación, ciclismo o atletismo, y tenía un coach que me indicaba las rutinas.

 

Como parte de su preparación previa a alguna competencia, explicó que siempre trata de comer bien y cuando compite consumo un poco más de proteína.


“En este momento salgo una vez a la semana y hago unos 38 kilómetros en bicicleta, como mínimo y en el verano hago natación, cada dos o tres días, recorro unos 500 a 1,000 metros, lo hago para que cuando me dé tiempo de competir, pueda estar lista”, manifestó.


Visitas a Honduras

Cada vez que le es posible visita su tierra natal, por lo menos dos veces al año, para visitar a su mamá y el resto de la familia.

 

Sus lugares más visitados desde que vive en Norteamérica han sido San Pedro Sula, Puerto Cortés, Amapala.

 

“Siempre he querido mucho a mi país. De Honduras creo que, aunque la gente se queja, sigue siendo un lugar, además de precioso, un sitio donde hay mucho por hacer”, manifestó.

 

Confió que en sus visitas al territorio nacional siempre ha querido visitar La Paz, y Trujillo “ahora que hay mejor carretera, y está un poco más organizado”.

 

Recuerdos

Su vida comenzó en la capital de Honduras, el 17 de diciembre de 1960. “Crecí siendo católica y hoy día voy a la iglesia cristiana, y a una iglesia presbiteriana”.

 

“Mis padres son Ricardo Poujol (Q.D.D.G) y Eunice Valerio de Poujol”. Tengo una hermana Giselle Poujol. Mi padre fue arquitecto y se le conoce mucho por sus hospitales, aunque hizo casas y se distinguió mucho en ese campo. Mi madre dio clases en la escuela de mis abuelos el Instituto Alpha de Comayagüela. Ambos siempre me apoyaron en todo lo que yo emprendía he tenido los mejores padres que alguien pudiera desear”.

 

De niña siempre soñó en viajar, y quería tener un hijo, el primer deseo lo cumplió, pues ha visitado diversos países, ya que ha estado en todos los continentes y espera seguir alargando su listado de lugares visitados, y aunque el segundo anhelo no lo logró cumplir dijo sentirse plena.

Citas

“Me describo como una persona muy positiva, emprendedora, activa, de mucha compasión hacia el prójimo, me gusta ayudar a otros”.

 

“Mis fortalezas son principalmente que no me gusta estar quieta, soy curiosa, y creo que todo lo puedo hacer, pero esto quizás no sea siempre una fortaleza”.

 

 

137 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page