top of page
  • Foto del escritorHonduras Trascendental

La Tigra, un encuentro con la historia y la naturaleza contiguo a la capital de Honduras

Hace 44 años que recibió la categoría de Parque Nacional convirtiéndose en el primer espacio del país que recibió esta importante distinción como área protegida.


Fotos: cortesía Rosibel Cruz

Tegucigalpa. Su pasado y presente es de gran valor. De sus entrañas salieron millones en oro y plata. Y antes como ahora produce oxígeno y agua dulce suficiente para cubrir la necesidad hídrica de un 25% de la población capitalina.

 

Además, de la biodiversidad que se ha ido tejiendo por sobre antiguos túneles mineros, atractivos que en la actualidad buscan de manera permanente los amantes de la naturaleza y la historia.

 

Unos 22 kilómetros son los que separan al Parque Nacional La Tigra del centro urbano capitalino, distancia propicia para que desde su zona de amortiguamiento contribuya con la purificación ambiental de la ciudad más importante de Honduras.



 En un día de caminata, bajo un tupido bosque de frondosos árboles y otros que comienzan a encontrar su espacio entre la vegetación rastrera, el visitante disfruta de hermosas vistas panorámicas, y del agua cristalina que emerge por entre las rocas y que fluye de manera constante formando riachuelos.

 

No podemos olvidar del agradable clima que ofrece este pulmón verde, y el sonido de las aves que han encontrado en este paraje natural el lugar propicio para vivir y reproducirse y otras especies voladoras que tan solo llegan para pasar unos días por ser migratorias.

 

Por su importancia el 01 de enero de 1980 fue declarado como Parque Nacional, bajo Decreto Legislativo No. 976-80.


31 visualizaciones0 comentarios
bottom of page