top of page
  • Foto del escritorHonduras Trascendental

Pintor, escultor y retratista hondureño que de niño soñaba con llenar el mundo de arte y color

Actualizado: 29 nov 2023

En su hoja de vida artística acumula 55 premios por sus obras de pintura. Ha realizado más 3 mil retratos, y sus obras han sido expuestas en galerías de Europa, Asia y América. Sumado a las mas de 5 mil exposiciones, entre públicas y privadas.


En la actualidad desea representar a Honduras como agregado cultural o embajador internacional del arte nacional.

Tegucigalpa. Sus manos entraron en contacto con el arte desde que pudo sostener un pincel. Y desde muy pequeño, aún sin comprender el mundo que le rodeaba comenzó a crear sus propias obras, pero sin encasillarse a una sola disciplina, logrando con esta destreza innata el reconocimiento nacional e internacional.


Sin embargo, en su propuesta artística la escultura y la pintura tienen un puesto relevante, logrando con ellas, mostrarse en más de 5 mil exposiciones, entre públicas y privadas, a lo largo de más de 30 años.


Por sus obras de pintura, a la fecha, acumula 55 premios y el nombre de Johnny Christian Mcdonald Sauceda Castillo ha sido registrado en galerías de Europa, Asia y América. En sus listas de trabajo además aparecen más 3 mil retratos, la mayoría a petición de sus clientes.


Tiene el título de maestro egresado de la Escuela Nacional de Bellas Artes, diplomados de arte urbano, anatomía y dibujo al natural en la Academia San Alejandro, en la Habana, Cuba, y cursos de artes visuales en España. También posee un doctorado honoris causa otorgado por la Cumbre Mundial de las Artes de Ecuador.

Un bebé prematuro

Es el hijo menor de la familia, y su nacimiento se adelantó debido a que su mamá con ocho meses y dos semanas de gestación sufrió un accidente mientras se disponía a llevar agua para el consumo familiar.


Ante este imprevisto, la progenitora de Johnny fue trasladada hacia el Hospital General San Felipe de Tegucigalpa, en donde minutos después el sexto retoño daba su primer llanto de vida, en una fecha especial, pues nació un día del amor y la amistad de 1977.


Por su nacimiento repentino quedó hospitalizado junto a su mamá y fue dado en alta un mes después y luego fue inscrito como parte de los habitantes del municipio de Valle de Ángeles donde vivía su familia.


Herencia familiar

Su mundo de formas, colores, texturas y reconocimiento social lo heredó de los dos seres que le dieron la vida; don Víctor Mcdonald y doña Leticia Castillo (ambos Q.D.D.G), a quienes describe como sus maestros y guías inigualables.


“Mi papá era pintor autodidacta y mi madre ceramista, además talvez alguna herencia artística de una tía de mi padre, Teresita Fortín”, dijo.


De acuerdo con Johnny, su casa desde que era un bebé permaneció rodeado de obras de arte, debido a que el lugar de residencia de sus progenitores era también una tienda de artesanías, para ser específicos la primera tienda que se constituyó en el municipio.


En ese mundo artístico familiar encontraba a su paso desde caballetes, bloques de arcilla, pinturas de diversos colores y alumnos que anhelaban atrapar en sus mentes y manos las técnicas que enseñaban de manera gratuita sus papás.


Pero también se encontraban sus cinco hermanos con quienes compartía sus momentos de libertad artística ya que todos se deleitaban con la pintura y la lectura, al grado de hacer competencias para de acuerdo a sus propios conceptos elegir al mejor “hacíamos competencia entre nosotros, a ver quién dibujaba más rápido, quien de memoria dibujaba personajes”.


Era tanta su pasión artística que contrario a otros niños de los pueblos no logró aprender las técnicas del fútbol, ni el equilibrio para andar en bicicleta, ni las destrezas para nadar, ya que su tiempo libre, ese que queda después de salir de clases transcurría entre sus trazos de dibujo y del encuentro con el conocimiento que le generaban los libros.


Talento a lo largo de los años

En 1989, con apenas nueve años, fue nombrado como “Niño Prodigio” por el entonces ministro de la Secretaría de Cultura, Lisandro Quesada, luego de que alcanzara el primer lugar durante el encuentro de niños llamado Asamblea General ´´Bandera de la Paz´´ en Sofía, Bulgaria.


“Esta investidura me ha equilibrado hasta la fecha, para seguir aportando arte para nuestro país, seguir siendo la misma persona, sin subestimar ni pisotear a nadie, al contrario, voy de pueblo en pueblo a compartir lo poco que sé”, dijo


Un año después se agenció el segundo lugar como participante del Festival Internacional de Arte en Tokio, Japón, con la obra “Niños del Barrio”.


Como parte de sus reconocimientos internacionales en 2013 fue nominado como uno de los “50 mejores artistas del orbe”, durante el Festival de Arte en Seúl, Corea, lo que consideró como un estímulo grande, ya que su trabajo artístico comunitario es visible en otros países.


Sobre todo, porque para este tipo de valoración se otorga a artistas comunitarios, personas que comparten, divulgan y promocionan el arte con niños, jóvenes, adultos mayores y personas con capacidades especiales, “eso era el objetivo para esa maravillosa nominación”.


En el territorio nacional fue nombrado embajador del arte hondureño por su trayectoria y reconocimientos, a través de un proyecto que dirigió la ex designada presidencial Rossana Guevara.


Legado artístico invaluable

Ha impartido unos 700 talleres de arte comunitarios en 113 municipios del país, en muchos de los cuales he repetido talleres más de 3 o 4 veces, y con la participación de más 9 mil personas, en su mayoría jóvenes.


Algunas de sus esculturas más reconocidas que permanecen en espacios públicos del país son; El Niño del Barrilete, que permanece en la colonia Las Colinas de Tegucigalpa, La Barrendera que se aprecia en la rotonda del Metromall en Comayagüela, el Monumento a Los Poetas que está en la entrada a la ciudad de Juticalpa, Olancho, y el Monumento a las Cafetaleras que permanece en el municipio de Marcala, La Paz.


Entre este grupo de esculturas también se enlista el Monumento al Maíz que fue colocado en el municipio de Danlí, misma que elaboró con fragmentos de metal, una propuesta de arte contemporáneo, que en 2013 fue catalogada por el alcalde de ese momento como una figura diabólica, creando una gran controversia.


Sin embargo, meses después las nuevas autoridades municipales le otorgaron las llaves de la ciudad como un reconocimiento especial.


Pero, para él sus obras más emblemáticas son los rostros de los desaparecidos que se exhiben todos los primeros viernes de cada mes en la plaza La Merced, “por las viejitas que les robaron sus esperanzas y a sus hijos, el Niño del Barrite, el Monumento a Los Poetas y el mural en homenaje a Chelato Uclés”.


Sin embargo, uno de sus proyectos más populares son los Mascarones caricaturescos, pues se convirtieron en icónicas, en las ferias patronales, en actividades cívicas, políticas, festivales, obras de teatro, homenajes y durante los desfiles del 15 de septiembre.


Este tipo de obras le toman de dos a tres días, pues el tiempo de fabricación según el artista nacional depende del nivel de detalles del personaje a caricaturizar.


Otro proyecto muy popular fue el denominado Pedradas Artísticas, el cual son retratos y paisajes en piedra, “pero más los retratos y los he bautizado como pedradas artísticas porque se lanzan al mundo de la cultura y se quiebran formalidades del arte, es innovación”.


Pero, su legado que va más allá de plasmar sus ideas, pensamientos y sentimientos a través de sus obras artísticas, luego de que iniciará funciones el

Comisionado Nacional de los Derechos Humanos CONADEH consideró oportuno proponerle al entonces Comisionado Leo Valladares Lanza crear el premio de Derechos Humanos.


“Le hice la propuesta, de una estatuilla de Derechos Humanos y le presenté dos diseños, le encantaron y escogió un diseño parecido al logo del CONADEH y así nace el premio de Derechos Humanos, el cual se otorgaba en la última semana de octubre”, recordó.


Travesuras infantiles

Con siete años de edad comenzó sus estudios primarios, en los años 80s. En su centro escolar montó cinco exposiciones individuales de pintura, en aquellos años disfrutaba pintar temas sociales como; niños de la calle, indigentes, obreros, oprimidos, temas de paz.


También “me pasaba conversando con maestros y eso me valía que no me hicieran examen de control de lectura. En una ocasión con el maestro Juan Domingo Torres entablamos una conversación sobre historia de arte que sin darse cuenta dejó de ir a dar su clase, ja, ja, ja, ja”.


Sus materias preferidas siempre han sido el dibujo, pintura, sociología, historia del arte, literatura y escultura. Durante su vida ha leído más de 500 libros, incluyendo enciclopedias de arte.


También destacó por ser un protector y solidario con sus compañeros y entre sus travesuras confió que quitaba fiado sin permiso y compraba para él dulces y para su papá cigarrillos “de otras travesuras no recuerdo, porque nos educaron mucha disciplina y conciencia social”.


Su felicidad

En los momentos de tristeza aseguró que toma su pincel “y pinto una sonrisa color esperanza”, pero los días más felices de su existencia han sido las fechas en que nacieron sus tres hijos María Fernanda, Cristhian Ernesto y Mia Victoria, frutos de su matrimonio con Verónica de Mcdonald.


Otro momento que le nutre de felicidad es cuando en su plato aparece como alimento una buena porción de carne molida con tajadas de plátano maduro acompañado con un vaso de refresco de nance.


Así como su encuentro diario con los lápices, las hojas en blanco, un libro y una melodía inspiradora.


Aspiraciones actuales

A las 6:00 de la mañana es por lo general que comienza su día, y descansa ya en la madrugada cerca de la 1:00 de la mañana, pues siempre mantiene saturada su agenda de trabajo particular con lo que logra sostener a su familia.


En la actualidad como parte de sus aspiraciones personales, dijo que le encantaría ser nombrado como embajador de buena voluntad por parte de UNICEF.


De igual manera, le gustaría participar en una exposición artística en Holanda, “porque he admirado muchos artistas holandeses como van Gogh, Rembrandt y otros genios del arte”.


Cada uno de estos anhelos en Honduras Trascendental esperamos puedan ser cumplidos ya que son merecidos por su trayectoria, don de servicio, perseverancia y talento.


En corto


¿Usted que religión profesa?

Solo creo en Dios, a veces las religiones dividen la fe.



¿Tiene algún pasatiempo?

Si, ver documentales, películas e ir a pueblos a vivir algunas tradiciones.



¿Cómo describe a Honduras?

Como un terreno virgen en el arte, un gran lienzo en blanco, listo para el fomento y promocionar el arte, que es la disciplina que menos apoyan, ya que la mayoría de los artistas somos independientes.


¿Cuál ha sido su mayor salario?

Siempre he sido independiente, mis trabajos son en algunos casos por consultorías, a veces muy buenos salarios y otros que dan risa, pero el mejor salario de consultorías mensuales fue de 55 mil por dar talleres comunitarios.


¿Cómo se describe usted?

Como un tipo sencillo, buen padre, solidario, casi no puedo decir no, ja,ja,ja consiente y justo en las causas artísticas y sociales e innovador.


¿Qué lugar del país considera es el que posee el mayor potencial artístico?

Sin lugar a dudas el departamento de Santa Bárbara, la mayoría de sus municipios producen arte, grandes artistas y grandes legados.


Expresión


“Cada día soy un aprendiz, la vida misma es una escuela, el devenir de la vida nos enseña aspectos nuevos, emociones y sentimientos son parte de la inspiración para una nueva obra”.



250 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page