top of page
  • Foto del escritorHonduras Trascendental

Rosibel Cruz, la reina de las montañas de Honduras, logra ubicarse como la primera hondureña en llegar a la cumbre más alta del continente americano

Su andar por entre las altas cimas inició en 2019, al llegar a la cumbre de Celaque, la más alta de Honduras, pero este año, se atrevió y logró llegar al punto más alto del Cerro Aconcagua, Argentina.


En su historia de montañismo ha acumulado la mayor cantidad de ascensos en tiempo récord, pues ha sido la única mujer en alcanzar las siete cumbres más altas de la región centroamericana en sube y baja y la única en subir los siete empinados cerros de Centroamérica, en la modalidad de ataque.

Tegucigalpa. Tocando las nubes, en el punto más alto de América, así inició el año 2024 la montañista hondureña Rosibel Cruz. Ahí mismo, en la cumbre del Cerro Aconcagua, Argentina, hizo flamear la bandera de cinco estrellas, coronándose además como la primera mujer del país en escalar la segunda montaña más alta del planeta, después del Everest en los Himalayas.

 

De acuerdo con Cruz, una vez hizo honor a su lema -Honduras en las alturas, pero sobre todo en el corazón, pues con mucha pasión y centrada en su objetivo, sin problemas mayores completó la travesía de 20 días, de la Expedición Honduras en el Techo del Continente 2024.

 

Sin dudar midió su rendimiento, capacidad, tenacidad y compromiso, escalando por entre suelos escarpados, potentes y amenazantes vientos, y las bajas temperaturas, de esas que rompen hasta los vasos nasales.

 

“Con pocas horas de sueño, con temperatura de 25 grados bajo cero. Pero Gracias a Dios todo salió como Él lo dispuso”, contó la experimentada alpinista en exclusiva para Honduras Trascendental.

 

Expediciones del mundo


También explicó que “no es una competencia, generalmente a nivel mundial se preparan expediciones de todo el mundo, para alcanzar este gran reto, estadísticas a priori, habían ingresado 12,000 Andinistas y la tasa de éxito de cumbre era de 40 montañistas en lograrlo, es decir 0.33%”.

 

“Mi grupo estaba conformado por seis personas, dos hondureños, tres argentinos y un norteamericano”, reveló.

 

Calificó la ruta como sumamente dura, compleja por su altura, frío, viento, y el desnivel. Una montaña con campos de altura que inician en Horcones, con dirección a Confluencia, luego Plaza de Mulas, Plaza Canadá, Nido de Cóndores, Plaza Independencia, Cólera, Berlín, Canaleta y luego hacia la cumbre.

 

“Bien recorrimos 100 Kilómetros, pues son 56 desde la entrada de Horcones a Plaza Mulas, ida y regreso, más la distancia a campamentos alto y cumbre, así como los Trekking de aclimatación a Cerro Bonete y demás”, expresó.

 

La distancia a escalar, es de camino hacia arriba, cargando sobre la espalda una mochila de 20 kilos, pues ahí se lleva; equipo, medicamentos, comida, e indumentaria.

 

Compañeros de travesía


En la caminata se comparte con montañista de diversas nacionales, entre rusos, polacos, suizos, franceses, uruguayos, japoneses, americanos, argentinos y” me encontré con Nirmal Purja, (escalador nepalí) dirigiendo sus grupos con apoyo de Sherpas (habitantes de la zona).

 

Lograr esta nueva hazaña, según Rosibel, ha sido posible gracias a su permanente entrenamiento que ha ido escalando en nivel de dificultad, “primero inicie en casa, luego la región Centroamericana, luego Norteamérica y finalmente el Techo del Continente.

 

La cumbre de Celaque, la más alta de Honduras, fue su primera meta, allá por 2019, y en su historia de montañismo ha acumulado la mayor cantidad de ascensos en tiempo récord, pues ha sido la única mujer en alcanzar las siete cumbres más altas de la región centroamericana en sube y baja.

 

Además, es la única en subir los siete empinados cerros de Centroamérica, en la modalidad de ataque.

 

Esta nueva experiencia de acuerdo con Rosibel le hace “sumamente feliz, confiando en impactar de manera positiva a todas las hondureñas, para que sigan sus sueños, para apoyarlas a través de mi experiencia a alcanzar sus metas”.

 

“Este triunfo está dedicado en primera instancia y por siempre a mi Dios, por ser quien me ha permitido este sueño, y me ha dado la fuerza y sabiduría para alcanzarlo, luego mi familia y el pueblo hondureño”, manifestó.


Y es que lo cierto es que el Cerro Aconcagua es una montaña escarpada, con muchos factores en contra para los montañistas como la altimetría, frío y viento, pues está casí a 7000 metros, lo que ha provocado este años la pérdida de vidas humanas y decenas de evacuados.


Citas

“Dios me ha dado mucha fuerza y salud física. Esta es una montaña de respeto, lo más duro q he hecho”

 

“Lamentablemente en el tiempo que estuve murieron dos personas y muchos evacuados en helicóptero por el mal tiempo”

 

 

 

163 visualizaciones1 comentario

1 Comment


rosapazhaslam
Feb 08

Otra hondureña que trasciende. Gracias HT por dar a conocer a nuestros compatriotas que enaltecen el nombre de nuestra Honduras 🇭🇳

Like
bottom of page