top of page
  • Foto del escritorHonduras Trascendental

Gabriel Zaldívar: polifacético y genuino profesional de la plástica hondureña que con su realismo mágico ha conquistado una meteórica carrera dentro y fuera del país

Es el primer hondureño en exponer una propuesta artística en el recinto Le Carrousel, del Museo del Louvre en París, Francia. También ha realizado exposiciones en México, Costa Rica, República Dominicana, Colombia, Estados Unidos, España.

 

Es el jefe del departamento de pintura de la Escuela Nacional de Bellas Artes, docente del departamento de arte de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán y el responsable de los Proyectos de Extensión y Vinculación Social.

Tegucigalpa. Es uno de los artistas más vitales de la plástica hondureña. Un polifacético profesional que ha logrado combinar con éxito su carrera docente con su faceta de pintor, escultor y ceramista.

 

Reconocido dentro y fuera del país por sus genuinas propuestas en torno al corazón, pues desde este órgano vital para el ser humano discursa a través de sus obras sobre diversas temáticas sociales incluyendo; la migración, la corrupción, el dolor y la bondad.

 

Y es que su trabajo, según confió Gabriel Zaldívar Ordóñez está cifrado en sus emociones e ideales, por ello en su quehacer artístico permean concepciones sobre lo humano, las circunstancias, y como llegar a ser mejores.

 

Posee una trayectoria de 35 años en el mundo del arte, con más de cien exposiciones, entre muestras individuales y colectivas, además de las obras de arte que se encuentran en sitios públicos como el mural del COPEMH, mural dedicado a la Virgen de Suyapa que se encuentra en el Santuario, así como algunos bustos conmemorativos que se aprecian en su amada aldea Pinalejo, Santa Bárbara.

 

Por su capacidad artística, además se coronó en 2022 como el primer hondureño en exponer en el recinto Le Carrousel, del Museo del Louvre en París, Francia. También ha realizado exposiciones en México, Costa Rica, República Dominicana, Colombia, Estados Unidos, España.

 

En la actualidad funge como jefe del departamento de pintura de la Escuela Nacional de Bellas Artes, docente del departamento de arte de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán y es el responsable de los Proyectos de Extensión y Vinculación Social.

 

Sus obras en el Museo del Louvre, Francia

Su talento conquistó al consagrado recinto donde reinan las bellas artes: el Museo Nacional de Francia conocido como el Museo del Louvre, inmueble ubicado en la ciudad de Paris y al que siempre quiso conocer “más nunca imaginé tener la oportunidad de exponer en sus salas temporales ´Caroussel du Louvre´ llegar hasta esta sala fue el resultado de más treinta años de trabajo, un reconocimiento a mi trayectoria”.

 

Por ello, manifestó que esta oportunidad internacional la califica como un gran logro, con una estadía de un mes en París, con el propósito de realizar obras que se expondrían posteriormente en Carroussel du Louvre, también estudiar y visitar los museos más importantes.

 

El evento se denominó “Art Shopping” y duró una semana, el cual fue visitado por multitudes de parisinos y turistas, “expuse un lote de seis obras”, en una de las más exclusivas galerías del mundo, donde artistas seleccionados de diferentes países forman parte de estas exhibiciones.

 

La exposición se extendió del 21 al 23 de octubre de 2022, en el marco de la Semana Internacional del Arte Contemporáneo. Una de estas pinturas “(tema de la lluvia de peces) la doné a la Embajada de Honduras en Francia, como un regalo a nuestros compatriotas que han migrado y ahora residen en ese país”.

 

Como proyecto cercano reveló estar preparando una exposición individual para el mes de mayo en la Alianza Francesa (Tegucigalpa); “tengo varias invitaciones para exponer en bienales y eventos internacionales; estoy trabajando en la publicación de un libro de cuentos infantiles; se encuentra en proceso de organización una fundación llamada “CASA COBALTHO”, con la organización de un taller de cerámica”.

 

“Siempre estoy trabajando en arte, ya sea pintura, escultura, cerámica y grabado”, agregó el distinguido catedrático.

 

Orgullo nacional

A la fecha, posee una trayectoria de 35 años en el mundo del arte, “por lo que no tengo un registro exacto de cuantas obras he producido, ya que se presentan a veces en formato individual, colectivo, encargos, murales, a nivel nacional e internacional”.

 

Pero de algo si tiene la certeza es que las obras realizadas para las exposiciones individuales y principalmente las de pintura son las que han tenido mayor demanda, pues mencionó que son más de cien exposiciones las que ha realizado, entre muestras individuales y colectivas, además de obras de arte público a nivel nacional: mural del COPEMH; mural dedicado a la Virgen de Suyapa (santuario); bustos conmemorativos en su amada aldea Pinalejo, Santa Bárbara y murales en Tlaxcala, México.

 

Entre sus exposiciones individuales, de las que no puede estar más orgulloso, mencionó a la que se encuentran en la Galería Nacional de Arte denominada “Caminante del Mediastino”, obra con diferentes soportes y formatos, pues plasmó sus ideas en madera, pinturas y esculturas.

 

Así mismo, de la muestra que permanece en el Centro de Arte y Cultura de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras que tiene por título “Caminante”, la cual consiste en una pieza escultórica, armónica y musical, pues es una escultura de gran tamaño con forma de corazón, la que además tiene el sonido del latido del corazón.  

 

Sus obras además pueden ser apreciadas en la pinacoteca del Banco Central de Honduras (Tegucigalpa), en la Galería Nacional de Arte (San Pedro Sula), en el Museo para la Identidad Nacional y en la Escuela Nacional de Bellas Artes. 

 

Reconocimientos a su talento

Estudió la carrera de magisterio en artes plásticas en la Escuela Nacional de Bellas Artes; luego la carrera de pedagogía en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras y una licenciatura en artes plásticas y la maestría en gestión de la educación en la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán, donde obtuvo la distinción honorifica del Magna Cum Laude.

 

También ha realizado estudios en México, Colombia y Estados Unidos sobre murales al fresco, murales al acrílico, murales cerámicos, repujado en metal, grabado en vidrio, vitrales, mosaicos, etc.

 

Por su talento ha recibido múltiples distinciones entre ellas:  En enero del año pasado la revista Forbes Centroamérica lo reconoció como uno de los artistas más creativos de la región, meses más tarde en agosto fue reconocido por su extraordinaria labor docente y labor en extensión y vinculación por parte de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán.  

 

Ese mismo año, en octubre de 2023, fue nombrado como Embajador de la Cultura del municipio de Quimistán y la Villa de Pinalejo, Santa Bárbara, dos meses antes había

 

En 2022 la Escuela Nacional de Bellas Artes le otorgó un reconocimiento por su trayectoria artística y aporte al arte y la cultura hondureña, y además el Banco Central de Honduras le reconoció su trayectoria artística y docente.

 

Colección personal y nuevas propuestas

Firme creyente de que en Honduras se puede vivir del arte, aunque no es un camino fácil, ya que según él es una profesión vista con prejuicios, “del arte no vas a vivir, es solo un pasatiempo, es de drogadictos etc., para mí el arte es mi profesión, en todos sus ámbitos, y la constancia en el trabajo ha permitido que los artistas puedan vivir del arte”. 

 

Confió que en su casa mantiene una importante colección artística y que varias de esas obras son de “compañeros artistas, que comprenden dibujos, pinturas, esculturas, cerámicas, grabados; solo en mi taller tengo más de 60 obras de arte que me acompañan en mi producción artística”.

 

Una de sus últimas creaciones es la serie “De Héroes y Naufragios”, inspirada en las situaciones por las que nuestro país ha pasado últimamente a causa de los fenómenos naturales (huracanes e inundaciones), la inseguridad, la violencia, calentamiento global, la escases de recursos naturales, etc., pero contraponiendo las imágenes de lo bueno, lo natural, las acciones de la gente buena, y los árboles como los héroes.

 

Esta serie surge en tiempos de los huracanes Eta-Iota, en una tarde de aislamiento y de noticias de sobre un país totalmente inundado, vino a mi mente la idea: “Qué país más naufragado”, y es de esta expresión que surge esta propuesta.

 

Tiempo dedicado a sus obras

Describió el arte como su pasión, “producir las obras en diversas técnicas y propuestas”, además de disfrutar la música y la literatura, “en este campo productivo la pintura es primordial por asuntos técnicos y la capacidad de trasmitir ideas e ideales”.

 

Por ello, no dudo en responder que el arte ocupa un 100% de su vida, ante la consulta sobre ¿qué espacio de su vida ocupa el arte?, pues al ser docente de arte y trabajar como gestor cultural para eventos y artistas de la plástica nacional siempre permanece en contacto con las bellas artes.

 

“El resto del tiempo lo dedico a la producción artística en mi taller personal, lo que me ha permitido permanencia constante en galerías, eventos y centros culturales a nivel nacional e internacional”, reveló.

 

Gracias a este involucramiento permanente es que además considera que ha evolucionado en su producción artística, a través del tiempo, desde las técnicas tradicionales de la producción artística hasta incursionar en medios experimentales que incluyen los trabajos bidimensionales y tridimensionales, con medios como; las resinas, acrílicos, metales, sobre soportes rígidos, que ayudan a ponderar las propuestas artísticas en pintura y escultura. 

 

La actuación también ha estado presente en su caminar artístico, pues ha incursionado en la actuación a través en obras de teatro, y ha participado en cortos cinematográficos y películas, “en donde he interpretado el papel del villano”. Una de las películas en la que participó con gran éxito fue en Morazán, una producción de la UPNFM.

 

Juegos tradicionales y su mundo de colores

Sus mejores recuerdos saltan de inmediato en su memoria al recordar su niñez entre los chapoteos y placenteros baños y caminatas descalzo entre las corrientes del río Plátano. Se suman además las horas invertidas en el tradicional juego llamado “landa”, o el coloquial juego de permanecer casi al ras del suelo para hacer bailar con la fuerza generada por el empuje de los dedos los preciados "maules", (mables), sin dejar de lado las competencias que se armaban entre los niños que al igual que él hacían girar los preciados trompos.

 

Pero, había una actividad que le cautivaba aún más, misma que estuvo relacionada con las formas y los colores y es que a los “seis años recibí de regalo una caja de acuarela, este obsequio me permitió descubrir un mundo de colores”.

 

En ese tiempo además de permanecer en contacto con la naturaleza y del aprendizaje que surge al seno del hogar recibió formación en el mundo del arte bajo las metodologías que les impartían las monjas canadienses “siempre estaba pintando y creando ´esculturas´ con cualquier material que se dejara ´amasar´”.

 

Ese mismo despertar artístico infantil le llevaba a buscar las piedras de rio que mostraran diversos tonos las cuales pulverizaba de manera artesanal para crear pinturas naturales. Por estas destrezas en las representaciones graficas destacó también en la escuela siendo nombrado como “el encargado de los dibujos en la pizarra y de participar en todos los concursos de arte”.

 

Sueños cumplidos

De esa pasión por el color, el dibujo y la composición pictórica nacieron además sus más grandes sueños infantiles, pues siempre expresó su deseo de convertirse en un pintor, por ello, siempre que pudo participó en los concursos artísticos escolares, y en caso de no alcanzar esa meta pensaba en coronar la carrera de medicina.    

 

“Ahora le puedo decir a ese niño de Pinalejo, que le gustaba correr descalzo en el río y coleccionar las piedras extrañas que encontraba… sueño cumplido; ese niño interno que sigue soñando, y ahora que siguen los sueños no soñados, y los sueños que regala la vida y que esperan por ser cumplidos”, dijo el talentoso artista.

 

Y es que no solo ha conquistado el mundo del arte nacional como uno de los mejores pintores, sino que además se ha encargado de formar a otros soñadores que como él aman las artes siendo docente de artes plásticas en la Escuela Nacional de Bellas Artes, institución que le contrató al graduarse para que impartiera las clases; de dibujo e historia del arte “ahora tengo el cargo de jefe del departamento de pintura”.

 

Esa misma forma de encontrar una oportunidad laboral se repitió al cursar la licenciatura en arte en la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán donde al graduarse es llamado para formar parte del cuerpo docente en el departamento de arte, donde imparte las cátedras de taller de pintura, escultura, cerámica.

 

Su niñez, familia y las artes escénicas

La aldea Pinalejo, jurisdicción del municipio de Quimistán, Santa Bárbara, fue donde nació el destacado Gabriel. Llegó al mundo el 17 de julio de 1966 para ser formado en un hogar católico conformado por sus padres Gabriel Zaldívar y Daisy Ordóñez (Q.E.P.D) a quien describió como su principal inspiración, “mi madre era  maestra de música y muy habilidosa en las creaciones manuales”.

 

Tiene cuatro hermanos; Mario, el hermano mayor, luego sigue él, el tercero en la línea de herencia de sangre es Luis, luego Rosalba la primera niña, y por último Juanita, “crecimos compartiendo desde la cama hasta los sueños”.

 

Mensaje de sus creaciones

El artista describe su trabajo como de corte social (tema de las ciudades y la naturaleza), espiritual y experimental, desarrollado a partir de la búsqueda plástica y con diversos medios y soportes que interviene con medios pictóricos u objetos de la cotidianeidad.

 

Además, busca reflejar los sentimientos humanos (uso de temas como el corazón) y siempre bajo el principio de: “ser mejor”, “porque podemos siempre ser más solidarios, más prójimos, más humanos, no importando la realidad o circunstancia que nos determine”, principios desarrollados desde su niñez y durante su formación artística, y en el desarrollo de trabajo como docente en los diversos niveles de la educación nacional.

 

Citas

“El arte en general es mi pasión”.

 

 “Podemos siempre ser más solidarios, más prójimos, más humanos, no importando la realidad o circunstancia que nos determine”.

 

Artistas que admira:

A nivel nacional; Armando Lara, Arzú Quioto, Ernesto Argueta.

A nivel internacional; Leonardo Da Vinci, Miguel Ángel Buonarroti y Frida Kahlo. 

 

 

 

415 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page