• Facebook
  • Honduras Trascendental

Novelista hondureño desafía los retos nacionales con sus obras de tramas imaginarias y de suspenso


En los últimos años ha logrado publicar tres obras; “El Legado Oculto”, “Las Dagas del Sacralizador” y “El Linaje de los Caciques”, una saga con la que busca promover la identidad nacional.


Es licenciado en administración de empresas, master en administración de empresas con orientación en finanzas, catedrático universitario y periodista deportivo. En la actualidad cursa un doctorado en proyectos.

Tegucigalpa. A temprana edad, al descubrir el mundo de las letras, logró palpar una de sus más grandes pasiones, pero no fue hasta llegar a la universidad que comenzó a plasmar sus primeros relatos e historias que mostraba a sus amigos.


Aquellas primeras obras fueron dando paso a otras más complejas y completas a nivel literario, pero que se estancaban para dar espacio a sus múltiples ocupaciones primero como estudiante y luego como profesional del periodismo y docente universitario.


La oportunidad para concretar sus anhelos de escritor se hizo posible con la llegada del confinamiento por causa de la pandemia de la Covid-19 en 2020. Y es que se propuso finalizar al menos una de sus dos novelas que no había logrado concluir, y en esta ocasión no pasó mucho tiempo para alcanzar su sueño de publicar su obra.


Es así, que a mediados de 2020 logró publicar la primera novela y al año siguiente sacó su segunda obra, y justo este año 2022 completó la tercera de la saga.


El reconocido escritor que destaca además por ser licenciado en administración de empresas, master en administración de empresas con orientación en finanzas y que en la actualidad cursa un doctorado en proyectos es Dennys Eduardo Dubón Fernández.


Un hondureño que para alcanzar cada uno de sus logros ha tenido que desafiar los retos nacionales, pues no resulta tan fácil publicar un libro en el país.


“Pero tampoco es para que me queje. Lo pude lograr con mis propios medios y limitaciones, y eso es algo que me enorgullece mucho”, manifestó.


Trilogía

Sus libros representan una trilogía de suspenso e historia donde se mezclan tramas de ficción contemporánea con historia hondureña de otras épocas.


Su primer ejemplar “El Legado Oculto” está relacionado con la conquista de los españoles y la civilización Maya.


En el segundo volumen “Las Dagas del Sacralizador” es acerca de la vida del General Francisco Morazán, el prócer José Trinidad Cabañas y la Batalla de La Trinidad.


La tercera obra del novelista hondureño “El Linaje de los Caciques” está basada en la historia de los caciques Cicumba y Lempira y su resistencia en contra de los invasores.


Y es que según el autor de estas obras lo que pretende resaltar en cada una de sus obras son hechos, lugares y personajes históricos del país y entremezclarlos con narrativas de corte thriller de misterio.


Por esta razón, “se convierten en tramas de entretenimiento al lector y a la vez de aporte a nuestra historia, riqueza cultural e identidad nacional basándose en la investigación y documentación de hechos históricos de Honduras”.


Primeros pasos

El municipio de Choloma, situado en la parte norte del departamento de Cortés, territorio que en sus inicios fue una comunidad indígena, es el lugar donde Eduardo Dubón, como prefieren que le llamen en honor a su papá, dio sus primeros pasos y lanzó sus primeras palabras.


El 09 agosto de 1981 es la fecha registrada como el momento en que Olga Amparo Fernández Fúnez, su madre, lo trajo al mundo para abrazarle con amor junto a su papá Eduardo Dubón Pérez.


Es en esta comunidad donde además pudo conocer el amor incondicional de su abuela materna Aurelia Pérez.


Sumado a disfrutar de una niñez inundada de consejos y ejemplos de vida que le han permitido hoy en día respetar a sus semejantes.


Razón por la cual describe a sus padres y familiares cercanos como el “espejo en el que de niño me miraba siendo adulto”.


Alumno promedio

En su historial de primaria y secundaria apenas en cuarto grado logró llegar a la calificación como sobresaliente, pues en la escuela estuvo a punto de repetir grado.


En la Escuela República de Costa Rica y los Institutos Departamental Choloma y Oficial Cristo Rey es donde recibió las enseñanzas básicas antes de llegar a la universidad.


Pero de lo que nunca pudo verse amenazado con la calificación de aplazado fue en el área de la lectura, pues siempre estuvo interesado en nutrir sus conocimientos a través de los libros.


“Desde niño me rodeé de libros y siempre buscaba estar cerca de personas con mi misma fascinación por las letras”, dijo.


Por ello, pasaba horas y horas en la biblioteca de la escuela, “leyendo cuentos, imaginando cosas y aprendiendo”.


A la fecha, han sido tantos los textos que han pasado por sus manos que le resulta imposible de recordar cuantos ha leído, “solo puedo decir que muchísimos y cada uno me ha enseñado que nunca se está satisfecho y que hay que seguir con otro una y otra vez”, aseguró.


Son de 20 a 25 libros por año los que trata de leer, “en la mayoría de las veces lo logro, sin embargo, no me frustro si en un año leo solo un par. Siempre hay circunstancias por las que priorizar”, agregó.


¿Cuál es su escritor favorito?


De acuerdo con el novelista esta interrogante es difícil de responder, pero entre sus preferidos mencionó al escritor, poeta, crítico y periodista romántico​​ estadounidense, Edgar Allan Poe, al autor de relatos y novelas de terror y ciencia ficción, H. P. Lovecraft, y a la escritora y dramaturga británica especializada en el género policial, Agatha Christie.


También enlistó entre sus escritores preferidos al poeta francés, Arthur Rimbaud, y al periodista y escritor español, Juan José Benítez López más conocido como J. J. Benítez.


Y en el plano nacional destacó a Jorge Montenegro, Ramón Amaya Amador y Froylán Turcios.


Días felices y días tristes

Eduardo Dubón se describe como un soñador que trabaja para alcanzar cada cosa que sueña. “Hasta ahora, creo que he alcanzado la mayoría de esas cosas”.


Por ejemplo, el sueño de escribir y publicar una novela comenzó en su infancia, pero lo mantuvo hasta llegar a los 35 años momento en que logró concretarlo,


“En mis cuadernos de escuela siempre había garabatos, párrafos, figuras y trazos de situaciones que se cruzaban en mi mente y buscaba darles un orden o, a lo mejor, vida, para poder entender mejor lo que se me ocurría”, reveló.


Pese a que siempre le ha costado alcanzar lo que ha soñado consideró que ha tenido más días felices que tristes en su vida. Sin embargo, uno de sus momentos más difíciles que ha enfrentado fue la partida del mundo terrenal de su abuela materna.


“Estuve muchos días incrédulo de que no vería más a mi querida abuelita “Lela”, a quien le debo mucho de lo que ahora soy”, confió.


Educador y metas


Como parte del ejercicio periodístico labora para medios escritos y en dos programas de radio en el área deportiva, uno se llama La Controversia y se transmite de 7:00 a 8:00 de la noche por Inter FM 91.7 y Todo Deportes Televisión.


Y el otro programa se llama HonduSports Radio y se transmite de 6:00 a 7:00 de la noche por Magia FM 88.1.


Además, trabaja como docente en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en el Valle de Sula-UNAH-VS donde imparte clases de Administración de Empresas y en el Centro Universitario Centroamericano-Ceutec/Unitec forma parte del área de Contaduría Pública y Finanzas.


Como parte de sus metas mantiene presente en su vida luchar para que su trilogía de novelas sea conocida en especial para que el mundo conozca que en el país hay talentos que urgen de más apoyo, pero sobre todo para que los textos nacionales se vuelvan un legado para las futuras generaciones.


“Los hondureños cuando nos proponemos algo lo logramos, aún y con todos nuestros problemas y limitaciones”, dijo el escritor nacional para luego motivar a los nuevos literatos para que no dejen de soñar y que busquen alcanzar sus metas y propósitos.


“Como digo en una de mis frases: “si crees que tus sueños son una locura, despertá y vivílos”.


Sin dudar Eduardo Dubón es un hombre que no cree en lo imposible, que se rehúsa a abandonar sus sueños por más que le digan que no tiene sentido.


Es un escritor de estilo libre, que le gusta el suspenso, el drama y lo poco habitual, que escribe sin miedo a expresarse, por ello Honduras Trascendental le ha otorgado este espacio para contar parte de su vida profesional y personal.




82 visualizaciones1 comentario