top of page
  • Foto del escritorHonduras Trascendental

Cesar Román Murillo: inimitable acuarelista nacional que tiñe con color del presente las manifestaciones culturales del pasado

En cinco años realizó 11 exposiciones en Estados Unidos, sus obras han sido apreciadas en Houston, Texas, Washington, Tennessee, Nebraska, Miami, Nueva York, Chicago, entre otras ciudades.

 

También ha mostrado en dos ocasiones sus creaciones  en Venecia, Italia, y tiene una colección en España. A lo largo de su vida artística ha realizado al menos 35 exposiciones, además de haber producido obras para películas y los diseños del uniforme que portó la delegación hondureña en los juegos olímpicos de Tokio 2020.

Tegucigalpa. De espontánea sonrisa, y sin ninguna gota de alardes de vanidad, pese a ser uno de los más grandes exponentes del acuarelismo del país, es César Román Murillo Valladares,  extraordinario pintor hondureño que tiñe con los colores del presente las manifestaciones culturales del pasado.

 

La naturaleza y la fauna nacional son también sus temáticas preferidas en sus propuestas artísticas, mismas que le han llevado a conquistar públicos diversos dentro y fuera del territorio nacional.

 

Houston, Texas, Washington, Tennessee, Nebraska, Miami, Nueva York, Chicago, entre otras ciudades de Estados Unidos, forman parte de los lugares donde ha presentado sus muestras de arte.

 

A este listado de sitios conquistados con sus pinturas se suma Venecia, Italia, lugar de Europa en donde por dos ocasiones ha mostrado su talento.

 

También tiene una colección en España. A lo largo de su vida artística ha realizado al menos 35 exposiciones. Sumado a la producción de diseños para películas y en 2020 fue contratado para elaborar el diseño de los uniformes que portó la delegación hondureña en los Juegos Olímpicos en Tokio.

 

Su última exposición artística, en su tierra natal, se concretó este año denominada “Escenas del Guancasco de la Villa de Gracias y Mejicapa”, en la ciudad de Gracias, Lempira.

  

El arte una misión

Su registro de identificación personal dicta que nació en el Distrito Central, y que hace apenas unos días estuvo de cumpleaños, pues nació el 16 de abril de 1979.  

 

La zona donde disfrutó su niñez, fue en las polvorientas calles de la colonia El Pedregal, de la ciudad de Comayagüela, sitio donde transcurrió su primera infancia.

 

En este sector conocería, además de los pincelas, las pinturas y las técnicas de la acuarela, pues siempre tuvo acceso al arte por medio de su tío Ulises Rivera (Q.D.D.G).

 

“Él me proporcionó mis primeros pasos, luego me formé en la Escuela Nacional de Bellas Artes”, reveló.

 

Sus habilidades despertaron aún más al trabajar durante más de 15 años para agencias de publicidad, “cada lugar que he recorrido y cada libro me ha permitido hasta el día de hoy seguir mejorando, he tenido un ascenso a base de arduo trabajo con desafíos y puertas cerradas, pero se han abierto las que indicadas”.

 

Agregó que nunca se conforma “al no puedo, en ese sentido mi mayor satisfacción es saber que he podido servir a la cultura y arte en mi país representándolo en el exterior con mi mayor dedicación y esfuerzo”.

 

De igual manera aseguró que a diario pinta, teniendo o no encargos, y su creatividad no pasa por un estado de ánimo, sino por una misión adquirida de poner huellas e influenciar nuevas generaciones  del país.

 

“No soy millonario, pero tengo como estandarte a Dios y de él es toda la gloria, hasta el día de hoy toda prueba la atravieso con fe y esperanza”, expresó el talentoso acuarelista.

 

Reconocimientos

De la cantidad de premios que ha recibido por su talento no ha llevado la cuenta, pero de lo que no se olvida es que su primera obra fue de la serie animada japonesa: Mazinger Z

 

Otro detalle importante que sostiene entre sus recuerdos es su primera exposición individual llamada “ Fauve ”, misma que fue mostrada al público en la Galería Nacional de Arte en 2008.

 

Sin embargo, el público le recuerda por una de sus más hermosas pinturas ´Hombres con valor´, en la cual plasmó la imagen de los héroes de la pandemia de la Covid-19.

 

El tiempo que le toma realizar una de sus obras depende del tema, pero va de dos a 30 días.

 

Lecciones de vida

Siendo un niño de 10 años se enfrentó a la ausencia física de su mamá, quien siendo madre soltera se vio obligada a dejarlo para buscar el sueño americano.

 

María Magdalena Valladares García,  que vive en Nebraska, Estados Unidos,  y el músico Will Murillo (Q.D.D.G) le dieron la vida y aunque no pudo disfrutarles plenamente se siente afortunado de su habilidad para observar y plasmar con sus manos desde los pequeños detalles.

 

De un tiempo no muy lejano logró establecerse junto a su familia en San Pedro Sula, ciudad industrial donde encontró la estabilidad económica que había perdido en Tegucigalpa, pero que a su vez enfrentó uno de los momentos más difíciles de su vida.

 

La tormenta Eta, fue la que desencadenó inundaciones en su zona de residencia, dejándole a su paso una aterradora experiencia, pero a la vez resaltando su fortaleza en Dios.

 

Al grado de describir su día actual como “tranquilo con mil problemas entregados a Dios”.

 

Sueños por conquistar


Como artista ha experimentado con diversas técnicas: óleo, acrílico, carboncillo, pastel, colores, tatuajes, pirograbados, diseño gráfico, pero su fortaleza está en las acuarelas.

 

Los colores que nunca faltan en su paleta son 39, “pero nunca falta el Ceruleo, Cobalt Blue, Verde hookers, Amarillo Cadmio, Opera, y Quinacridone.

 

Así mismo, no pueden faltarle los retos por alcanzar como llegar y conquistar con su talento al público del continente asiático.  

 

Por el momento, al igual no olvida a sus seguidores nacionales, por ello prepara una muestra para ser expuesta en Tegucigalpa.

  

No le teme al trabajo

Por las manos de Cesar Román han pasado diversas responsabilidades cuando de llevar sustento a casa se trata, por ello en su hoja de vida laboral sostiene que fue empleado de una compañía internacional de refrescos, fue ayudante de técnico de refrigeración, dibujante, fotógrafo y diseñador.

 

También laboró descargando ropa de camiones, lavó casas, se enlistó como creativo e ilustrador, conductor, organizador de eventos, vicepresidente de patronato, y líder de grupo.

 

 

En corto

¿Cómo se describe usted?

Pintor y luchador incansable.

 

¿Qué sueños tenia de niño, los logró cumplir?

Siempre soñé dibujar, y lo cumplí.

 

¿Cuál ha sido el día más feliz de su vida?

Cuando nacieron mis tres hijos.

 

¿Qué pasatiempos posee?

Toco un poco de guitarra, y me gusta la jardinería.

 

¿Está casado, tiene hijos?

Si casado, y tres hijos

 

93 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page