top of page
  • Foto del escritorHonduras Trascendental

Belkys Romero: hondureña de privilegiada voz que sueña con subir al escenario de manera profesional

Tiene 19 años de residir en Gerona, España, luego de migrar en busca de mejores condiciones económicas. Su ciudad natal es Talanga, lugar en donde ha sido reconocida por su gran talento desde que era niña.


En la actualidad es la voz femenina de Evolution Bands, y a nivel internacional participó en La Voz Latina de Gerona.

Tegucigalpa. Su afición por la música y el baile la mostró desde niña y se vale de su privilegiada voz para conectarse con el público cada vez que decide entonar una melodía.


Y es que, aunque los estudios musicales no han estado presentes en su vida, valiéndose de su oído aprendió a guiarse entre las notas musicales, vocalizando los sonidos graves con las canciones del género ranchero o los agudos imitando a artistas del pop-rock latino.


Hoy en día, aunque con más años de vida, con una familia propia, y conquistas académicas su anhelo de dedicarse a la música sigue siendo algo apasionante para Belkys Melissa Romero Amador.


Por ello, como alumna aplicada trata de mantener sus registros siendo la voz femenina de Evolution Bands, una banda de hondureños residentes en Gerona, España que tratan de ganarse el primer lugar en el corazón de quienes llegan para disfrutar de sus presentaciones.


Buscando replicar aquellos galardones que logró agenciarse al ser ganadora del primer lugar del Festival Ranchero Talanga, Festival Ranchero Girona, Primer Festival del Amor Talanga y en festivales interescolares y colegiales.

También logró participar en el Festival del Jícaro, en Alianza Valle, donde obtuvo el tercer lugar y a nivel internacional fue parte del concurso la Voz Latina de Gerona.


Además, ha incursionado en la locución siendo parte del staff de Radio Caribe Girona y Radio América en Salt ambas estaciones radiales con contenido para público latino.


Herencia musical

La vena artística de acuerdo con Belkys es herencia de su papá Julio Romero Rivera, “mi padre es conocido popularmente como "Capullo", un reconocido cantante talangueño.


Es gracias a ese talento que asistió como invitada especial en eventos de artistas como; Pilo Tejeda, Polache, Grupo Santa Fe, Los Silver Star, Ismael Ruiz (Maelo Ruiz, cantante estadounidense de ascendencia puertorriqueña) y Los Diablitos del Vallenato, una agrupación colombiana.


A esto se suma su participación como jurado calificador en distintos eventos dentro y fuera del país.


Vena periodística

Al egresar del nivel medio decidió continuar su formación académica en el área de las comunicaciones y se matriculó en la carrera de periodismo en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras-UNAH, sin embargo, al decidir viajar a España abandonó sus estudios universitarios.


Pero gracias a esta experiencia, de cursar algunas clases del área de la información, logró experimentar las sensaciones que se generan en una cabina radial formando parte de programas de locución en Radio Caribe Girona y Radio América en el municipio de Salt, provincia de Gerona.


“Esta oportunidad fue muy enriquecedora, ya que tuve el placer de trabajar junto a grandes locutores como Javier Calix, Olga Flores, German Discua (los tres hondureños), Walter Longa (colombiano), y Leonardo Ibarra, entre otros”, dijo.


Pilares de su vida

En manos de la partera Juanita Gallo nació Belkys, el 09 de agosto de 1984, siendo la primogénita de su madre Yolanda Amador Guerrero, de quien ha heredado importantes valores morales y espirituales.


“Mi madre ha demostrado ser una mujer luchadora y valiente al enfrentarse a los obstáculos que se ha encontrado en la vida, ella es dueña de mi admiración, es mi mejor amiga y la primera persona que me impulsa a realizar mis sueños, una mujer cariñosa y protectora”, confió.


Además, compartió que es la persona que le enseñó a ser feliz y vivir en la medida de las posibilidades, y siempre buscando en progresar, “mi madre me enseñó a gastar solo lo que me ajusta, lo que tengo, a no pedir prestado y vivir sin deudas”.


Para luego contar que en la actualidad su mamá es una joven abuela, dedicada a sus nietos y sus hijos. “Ella es nuestro pilar en la casa”.


Pero en Honduras también viven otros pilares de su vida como su abuelita Cristina Rubio, quien le cuidó en los momentos en que su mamá salía de casa a trabajar. “Mi abuela Cristina me ha brindado siempre su amor y refugio seguro, ella me ha enseñado a defenderme y ser una persona correcta, me decía: Belkys Melissa el vivo a señas y el tonto a leña, vos decidí que querés".


En ese listado de personas que ama entrañablemente también esta su abuelo Alfonso Amador, quien “siempre ha estado ahí para lo que necesitemos, por ejemplo, cuando estudiaba, acompañándome en las madrugadas para ir a tomar el bus”.


Así mismo, “mi tía abuela Aminda, que siempre ha estado para mí, y de una u otra manera me ha apoyado ‌y en especial a la que considero la matriarca de mi casa, mi tía Norma Amador, con la cual he tenido siempre una conexión madre e hija, una persona que admiro y respeto mucho”.


También incluyó a sus tías Carmen, Blanca, Lesly, y su tío Malvin (Q.D.D.G.) ‌“yo tuve la suerte de nacer en una casa humilde, pero llena de mucho amor y hermandad, les doy mil gracias por cada etapa de mi vida en la que me han ayudado”.


Aquellos años felices

Una infancia feliz, de interminables tardes de juegos fue lo que vivió Belkys en su infancia. Jugó al aire libre y disfrutando de momentos que se volvieron anécdotas de aventuras increíbles como le sucedió en una ocasión al subirse a la carreta de bueyes propiedad de “Negrito” junto a su prima Gueiby que en ese entonces tenía dos años.


“Nos íbamos más o menos hasta los Dos Cerros, (esto representaba unos kilómetros lejos de la casa) y mi prima Gueiby en el trayecto se durmió por lo que al momento en que nos bajamos para abordar la carreta de Don Lulo, que era la que nos traía de regreso a la casa, se me olvidó bajarla a ella, y fue hasta pasados unos minutos que me di cuenta y sin pensarlo todos los amigos nos bajamos para ir a su rescate”.


Aquellas jornadas de diversión no serían tan añoradas sino hubiese contado con la compañía de sus primos Karla, Ritza, Carlos, Gerardo, Gueiby, y Vanessa “que éramos los de esa época, luego la familia creció y hoy somos el doble, también me gustaba pasar tiempo con mis amigos del barrio entre ellos; Yaritza, Flor, Marcela, Mari, Alexis, Edgar, Gilberto, Fredi, y muchos más”.


Dueños de su corazón

Dereck Alexander Soto Romero, de 17 años y Shenille Alexandra Soto Romero, de 7 años, son los frutos de su vientre, “mi principio y mi fin”, los seres que llegaron para enseñarle todo sobre el amor infinito “no podría imaginar ni un momento de mi vida sin ellos, si pudiera regresar el tiempo aceptaría solo sabiendo que volverán a ser mis hijos”, dijo.


Por ellos, aseguró estar dispuesta a todo, a no ser perfecta, pero si a intentar hacerlo lo mejor posible, a criar dos seres independientes, respetuosos y empáticos, luchadores y que no les de miedo luchar por sus sueños, “quiero que sean adultos responsables y con una educación emocional estable, a partir de ahí que profesionalmente logren el objetivo que se marquen y yo los apoyaré”.


También forman parte de su círculo de amor como familia nuclear sus dos hermanos; Alejandro de 22 años y Nayeli de 21 años. También ha integrado a una de sus hermanas por parte de padre de nombre Jensi Romero, pues con ella tiene más cercanía y convivencia pues ambas permanecen en la misma ciudad española.


“Por parte de padre tengo muchos más hermanos, con él la historia ha sido diferente, yo siempre supe quién era mi papá, pero lo conocí a los 15 años, pero conectamos a la primera, porque es muy carismático, desde esa fecha hemos compartido poco como padre e hija, pero seguimos creando momentos juntos y cada vez que podemos vernos lo disfrutamos”.


Niñez de sueños

La labor docente fue siempre su atractivo educativo, pues soñaba con seguir los pasos de su tía Norma que es maestra, aunque la música saltaba siempre entre sus planes de futuro.


Sin embargo, los estudios le fueron inculcados como la mejor opción para salir adelante, es así que llegó a permanecer en el cuadro de honor en la Escuela República del Ecuador y continuó los estudios secundarios en el Instituto Técnico Brassavola Digbyana donde obtuvo el diploma como Perito Mercantil y Contador Público.


“Me gradué contra todo pronóstico ya que la carrera no me gustaba, pero era a lo único que podía acceder en ese momento. Luego comencé mi carrera de periodismo en la UNAH que al emigrar quedó inconclusa”, reveló.


A la fecha tiene 19 años de residir en Gerona, España, luego de migrar en busca de mejores condiciones económicas.


“Salí de Talanga, mi pueblo, en el año 2004 y como a la mayoría de migrantes, los primeros meses son duros por la situación que sea, el extrañar a tu gente, la cultura, el cambio de clima etc. Detrás de cada migrante hay una historia, la mía fue por la necesidad de buscar un mejor futuro”, expresó la talentosa talangueña.


Cataluña, es el lugar donde reside, una comunidad autónoma de España, en la ciudad de Girona, a unos 100 kilómetros de Barcelona, una ciudad pequeña, con las playas de la costa Brava, montañas hermosas, y Pirineos, en donde habita una gran comunidad hondureña.


El lugar en donde además se ha desempeñado como cuidadora de personas mayores, en la limpieza de hogares, y como dependienta, “yo estoy agradecida por la gente que Dios puso a mi alrededor, porque me trataron con mucho afecto y respeto, me tendieron su mano y hasta la fecha siguen haciéndolo”.


Su permanencia en Europa le ha permitido no solo trabajar, sino que además conocer otros países cercanos a España como Francia y otros más lejanos como Suiza y Alemania, sin olvidarse de regresar a su tierra natal y hasta antes de la pandemia de la Covid-19 trataba de viajar cada tres años a Honduras.


“Lo que más extraño de Honduras es mi casa, el aroma del café que prepara mi abuela por la mañana, mi barrio, la comida casera, la vida relajada y la calidez de la gente, y la convivencia entre vecinos”, manifestó Belkis.


Pero mientras tanto se esfuerza por mantenerse activa en la búsqueda de mejores condiciones para ella y su familia, comenzando su día a las 8:00 de la mañana, con preparativos para llevar a su hija al colegio, luego se desplaza a su centro de trabajo y horas más tarde retorna al hogar para pasar el mayor tiempo posible con sus vástagos.


Expresiones


“Talanga es un pueblo con sabor a miel. Cuna de festivales, con gente de arte y cálida, con vida comercial, en donde sus mujeres son dulces como la caña y bravas como la cal”


“Entre los días más tristes están la pérdida física de mi Tío Malvin y de mi padrastro Fredy Cruz”.


2003 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page