top of page
  • Foto del escritorHonduras Trascendental

Andrea Carías: valiosa joya de la Selección Juvenil hondureña de Taekwondo

Inició la carrera en el arte marcial a la edad de 6 años. Sus entrenamientos se extienden de entre 4 y 6 horas diarias. En fecha reciente fue galardonada como la Mejor Atleta Femenino de Taekwondo 2022.


Anhela participar en los Juegos Panamericanos Juveniles en Asunción, Paraguay, a realizarse en 2025, por lo que desde ya se prepara para esta competencia.

Tegucigalpa. Una inocente petición a su papá surgida mientras disfrutaban de una pelea de boxeo, que era transmitida en televisión, dio paso a su éxito en las artes marciales. Y aunque su solicitud era que le permitiera practicar el deporte de combate con los puños fue la respuesta de su padre, a manera de consejo, que le llevó a decidirse por el Taekwondo.


Seis años tenía Andrea Gabriela Carías Lozano cuando se enlistó para practicar arte marcial y deporte olímpico, que destaca por sus técnicas de patadas, hasta alcanzar el nivel de atleta de alto rendimiento nacional, pues en la actualidad forma parte de la selección nacional de Taekwondo.


Para alcanzar esta posición Andrea se ha sostenido en el sacrificio y constante entrenamiento hasta lograr momentos de gloria que se materializan con sus triunfos y medallas, reconocimientos que además la posicionan entre las mejores del país.


En resumen, a nivel local e internacional se ha agenciado 14 medallas de oro, y de manera global posee 25 preseas incluidas de oro, plata y bronce. Por su nivel competitivo ha participado en competencias en siete países del continente americano,


Con 14 años y gracias a sus destacadas participaciones se ha agenciado medallas de oro en el Open Danlí-2016, evento en el cual participó a edad de 8 años, luego se coronó como ganadora del Torneo Vuelo del Dragon, ISJC, un año después ganó el primer lugar durante el Torneo embajador de Corea, Villa Olímpica-2017.


Dos años más tarde, sin despegar los entrenos volvió a quedar en primer lugar durante el Torneo San José del Carmen-2019, y el Torneo Juticalpa, Olancho-2019.


Las preseas de oro han continuado como sucedió durante 2022 convirtiéndose en la campeona del Nacional Cadetes +59, ese mismo año obtuvo primer lugar como seleccionada juvenil nacional durante Pan Am Series en Costa Rica, y el encuentro President Cup, en Jacksonville-Florida, Copa Kicks Internacional-Honduras y Open Colombia-Sogamoso.


Este año 2023, no ha sido la excepción con sus triunfos medalleros en oro al convertirse en campeona Nacional Junior +68, y Mejor Atleta Femenino de Taekwondo 2022.


“El premio a la atleta más destacada del Taekwondo que me otorgó la Confederación Deportiva Autónoma de Honduras-CONDEPAH, Congreso Nacional y la Alcaldía Municipal del Distrito Central, significa una gran satisfacción para mí, es un reconocimiento a la perseverancia y esfuerzo y dedicación en cada entrenamiento”.

Plata y bronce

A nivel nacional e internacional, también ha estado en el pódium de segundo y tercer lugar como sucedió en 2016 al recibir las medallas de plata durante la Copa San Salvador, El Salvador y el Torneo Jóvenes Héroes-Hotel Plaza San Carlos, Tegucigalpa.


En 2018 obtuvo otra presea de plata durante el Torneo Embajador de Corea que se desarrolló en la Villa Olímpica-Tegucigalpa y este año logró medallas de bronce durante los Juegos Panamericanos Juveniles Santo Domingo, misma que significó la primera medalla panamericana en la categoría juvenil para Honduras, y el Open Santo Domingo, ambos en República Dominicana.


De acuerdo con la seleccionada nacional durante el reciente torneo panamericano de Taekwondo juvenil le tocó enfrentarse con rivales de 17 años, con un nivel de competición más alto ya que en otros países los deportistas tienen mayores condiciones para entrenar.


“La gran mayoría tienen mucho más presupuesto para entrenamientos, mejor infraestructura, equipo técnico, acceso a medicina deportiva, y sobre todo el poder mantenerse compitiendo a nivel regional y mundial, lo que para los atletas de nuestro país es imposible”, explicó la atleta nacional.


También confió que, en su caso, ha sido gracias a su familia que ha logrado participar en torneos internacionales, situación que le ha permitido sumar puntos en el ranking, “esa es la diferencia entre un atleta con un mayor nivel competitivo y con los que los no”.


“En Honduras hay atletas en diversas disciplinas deportivas que se pierden por la falta de recursos y de apoyo, un atleta enfocado en el deporte se aleja de las drogas y los vicios”, agregó.

Fortaleza en Dios y familia

En 2008 nació Andrea, tiempo que fue declarado como el Año Internacional de los Idiomas por la Organización de las Naciones Unidas, y a nivel religioso comenzó el Año de San Pablo, convocado en 2007 por el papa Benedicto XVI.


La fecha exacta en que por primera vez se vio cara a cara con sus papás fue el 17 de junio, convirtiéndose en la primogénita de Aarón Carías y Gabriela Lozano, a quienes considera que son “lo mejor del mundo, son un gran ejemplo de perseverancia y lucha. Son un gran apoyo para mí, sin ellos sería imposible haber avanzado tanto”.


Y es que según la adolescente en sus inicios no imaginó llegar tan lejos en este deporte, pues mostró desequilibrios llegando a pensar en renunciar “pero gracias a la persistencia de mis padres y de mi entrenador Alexis Velásquez eso no sucedió, y es por ello es que hoy en día sigo aquí”.


Gracias a este acompañamiento técnico y afectivo que ha recibido en la actualidad sueña con representar a Honduras en los juegos olímpicos. En la actualidad se prepara para participar en los Juegos Panamericanos Juveniles a realizarse en Asunción, Paraguay, en 2025.


Así mismo, alcanzar un cupo para participar en los Juegos Olímpicos de la Juventud que se celebrarán en Dakar, Senegal.


Por su parte, de su hermana dijo que es “una motivación para ser cada día mejor y ser un buen ejemplo para ella, es muy cariñosa y siempre dice que me admira mucho”.


Junto a ellos comparte su fe católica y acude a misa a la iglesia Cristo Resucitado de la colonia Loarque.

Lágrimas y frustraciones

Esguince en ambos tobillos, rodillas y empeines, sumado a tres fracturas en dedos de los pies han sido las lesiones que han llevado a Andrea a experimentar desde frustración hasta intensos dolores.


“En Colombia me tocó disputar la semifinal y la final con dos dedos fracturados del pie derecho, pese a que me dijeron que no podía pelear así, pero le supliqué a mi papá que me dejaran participar porque era la única representante de Honduras, por lo tanto, la única esperanza de una medalla para mi país; lloré antes, durante y después de la semifinal y la final, ya que el dolor era muy fuerte y en cierto grado la frustración”, contó la valiente adolescente.

Ballet, natación y otros deportes

Las artes escénicas también formaron parte de la vida de Andrea durante su primera infancia, pues practicó ballet durante unos años, así como el deporte de la natación, gimnasia, y basquetbol, “pero con el tiempo el taekwondo se volvió mi pasión”. Es por ello, que a diario entrega de 4 y 6 horas de su tiempo para los entrenamientos.


Sin embargo, la cocina y la repostería son otra de sus debilidades que practica como parte de sus momentos fuera de los entrenos en el Centro de Alto Rendimiento de la Villa Olímpica, pero que quizás se convierta en la plataforma encaminada a estudiar la carrera de nutrición orientada siempre al área deportiva.


Pues, aunque en sus planes de estudio aún no está definida la carrera que cursará si tiene claro que “debe ser una que me permita llevar a la par mi pasión por el Taekwondo”.

Dedicación en el estudio

En la actualidad cursa el noveno grado, y aunque por la intensidad de los entrenamientos ha bajado su nivel académico, siempre ha logrado mantener un buen rendimiento escolar


Su estatura es de 1.72 metros y su peso es de 70 kilos y aunque no lleva una dieta especial trata de evitar el consumo de azúcar.


Lo que, si le fascina, cuando de comer se trata es la carne a la parrilla en especial la picanha, las pastas rojas y los tacos de birria.


Así como apreciar los juegos de sus figuras deportivas como; la atleta olímpica británica del Taekwondo, Bianca Cook Walkden, quien es tres veces campeona del mundo, dos veces campeona del Gran Premio Mundial, cuatro veces campeona de Europa y doble medallista olímpica, así como Lorena Brandl, deportista alemana que ganó una medalla de bronce en el Campeonato Mundial de Taekwondo de 2022, en la categoría de +73 kg.1​ y Adriana Cerezo, ganadora de la primera medalla olímpica para España durante los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.


Por su desempeño, disciplina y valores Andrea se suma a los hondureños que con su esfuerzo diario engrandecen a Honduras y han formado parte de las entrevistas de Honduras Trascendental. ¡Felicitaciones!



667 visualizaciones0 comentarios
bottom of page