• Facebook
  • Honduras Trascendental

Tres idénticas promesas del fútbol hondureño marcan ruta goleadora en el FC Dallas

Actualizado: 11 abr

David, Andrés y Alejandro Caballero Casaña comparten más que sus rasgos físicos su pasión por el deporte rey.


Andrés es el más desarrollado a nivel físico con 1.74 de estatura y 130 libras de peso, Alejandro y David comparten la misma estatura de 1.72 centímetros, pero entre ellos dos, Alejandro registra nueve libras más que David, con un marcaje de 129 libras.




Tegucigalpa. Nacieron con habilidad e inteligencia. Tienen capacidad para mover la pelota, colocarla, defender su posición, controlar el juego y también atacar hasta alcanzar el esperado ¡goool!.


David, Andrés y Alejandro Caballero Casaña, son físicamente iguales, pues nacieron de un embarazo triple, pero diferentes en su rol como jugadores del deporte rey.


En la actualidad, Andrés es el más alto de los tres, con una estatura de 1.74 centímetros y también el más desarrollado con un peso de 130 libras, Alejandro y David miden 1.72 centímetros de estatura, pero en el peso gana Alejandro con 129 libras, y David se mantiene en120 libras.


Tienen 13 años, y se han enfilado en las canteras del sistema juvenil del FC Dallas, en Estados Unidos, donde en los últimos años han alcanzado una admirada ruta goleadora.


Son los trillizos, que llevan como primer nombre Héctor, que nacieron sin complicaciones después de un tranquilo embarazo que culminó con su llegada al mundo el 18 de agosto de 2008, en la ciudad de San Pedro Sula, Honduras.


Campeones



De los juegos amistosos y de competencias ya perdieron la cuenta, pero en fecha reciente se coronaron con su equipo escolar como Campeones del Distrito de Frisco 8° grado.


Andrés y David fueron los goleadores en el último partido de esta competencia, generando el primer triunfo de su escuela en esta disciplina deportiva.


El encuentro final, antes del gane, marcaba un empate de 3 a 3 conduciendo a penales, y fue en ese momento que David con un potente pelotazo batió las redes del equipo contrario levantando a la afición en celebración.


Comenzaron siendo bebés



No alcanzaban ni los dos años cuando tuvieron el primer contacto con el balón, en ese momento ya caminaban a la perfección, por lo que cayeron rendidos antes los encantos de esta disciplina deportiva.


Sin embargo, fue hasta que cumplieron los seis años, cuando aún no perdían los dientes de leche, que su padre Héctor Armando Caballero Enamorado decide inscribirlos en la Academia del Profesor Néstor Matamala, en la ciudad industrial hondureña.


A partir de ese momento los días de entrenos se volvieron parte de sus vidas, sin descuidar los estudios y la formación en valores espirituales.


También fueron aflorando sus condiciones físicas como velocidad y definición para anotar goles, características que han potenciado al formarse entre un semillero de jugadores de las ligas menores estadounidenses.


En la actualidad, durante un juego, Alejandro toma el mando en la zona defensiva como zaguero central, Andrés se encarga de conducir la pelota, regatear y dar pases con relevante fluidez, y David se suma con los buenos pases y de los disparos a la meta.


Gira por España



Cada uno, así como en sus posiciones de juego admiran a un jugador diferente, Alejandro se decanta por las habilidades del jugador del FC Barcelona, Eric García, quien se destaca por el liderazgo, colocación y técnica defensiva.


Andrés, es seguidor de Frankie de Jong, mediocampista del FC Barcelona, que muestra un toque de balón rápido, pero que sabe cuando detenerse para generar espacios.


Y en el caso de David se concentra en aprender del juego que muestra Kylian Mbappé, jugador de las ligas francesas, considerado como uno de los delanteros más veloces y de letal definición.


Entre sus experiencias memorables dan pase a uno de los acercamientos más inolvidables que han tenido con el juego español, pues estando en la Academia del Profesor Matamala viajaron a la madre patria para recibir un curso intensivo impartido por la Fundación Marcet.


En ese momento, ellos formaron parte del primer equipo infantil del país en viajar a Europa para conocer de cerca sobre la metodología de formación de los jugadores del viejo mundo.


En esa ocasión jugaron partidos amistosos con pares del Atlético de Madrid, Villa Real, Rayo Vallecano, Valencia y Aranda de Duedo.


Medalleros



En la actualidad, los trillizos cursan el octavo año, y para cumplir con sus responsabilidades estudiantiles y deportivas se levantan a las 6.30 a.m. y se duermen a las 10.30 p.m.


Brillar en el fútbol, no ha sido excusa para no cumplir con su formación académica al grado que son trilingües, hablan español, inglés e italiano y han comenzado clases para aprender mandarín.

En su recorrido por las canchas del balompié de su natal Honduras y las tierras que dirige el Presidente Joseph Robinette Biden, han logrado agenciarse diversos reconocimientos entre trofeos y medallas.


Con la Academia Henerma, ganaron dos torneos oficiales de ligas menores en categoría U8 y U10, con la Escuela Happy New Dawn, en Honduras, ganaron algunos torneos colegiales y el tercer lugar en la Copa Internacional Cali, en Colombia.


Héctor Andrés, en 2017 ganó la bota de Oro, estando en el equipo de la Escuela Happy New Dawn, y David ganó algunos premios como campeón goleador.


Pese a su compromiso con el fútbol también se han dado chance para practicar el baloncesto, ajedrez, voleibol y Taekwondo.


Entrega y compromiso familiar



Los lunes, martes y miércoles, y a veces los domingos, son días de práctica deportiva, y para que los trillizos cumplan con el compromiso su padre Héctor es el encargado de llevarlos.


En ese trayecto rumbo al plantel de entrenos, a manera de conversación fluyen los consejos del papá -les pongo música para que se relajen, les hablo sobre la confianza, que disfruten el juego, pero siempre con responsabilidad, que den lo mejor de ellos.


También a manera de reflexión les invita a que aprovechen la oportunidad de aprendizaje que tienen con el FC Dallas, que les servirá en su día a día y en su futuro en este deporte.


-Gracias a Dios siempre hemos tenido entrenadores de gran calidad que les han dado un gran soporte-.


A futuro, el padre de los trillizos sueña con verlos debutar de manera profesional en un equipo élite.-Los veo triunfando, ya que como familia nos hemos esforzado en darles las mejores herramientas para que estén bien preparados para la vida-.


Para el jefe de la familia el sacrificio ha valido la pena y si le tocara cambiarse de zona de residencia sea en otro país para que sus hijos alcancen mejor nivel no lo dudaría, pues está dispuesto a darlo todo.


Principios y valores



Su más grande admiradora, su madre Cintya Carolina Casaña Reyes, también forma parte del equipo familiar que se esfuerza potenciar el talento de los trillizos.


Ella, conoce las personalidades de cada uno -Alejandro es extrovertido, es más independiente y le gusta saber de todo, Andrés es sociable y cariñoso, y David un niño obediente y temeroso de Dios.


También ha podido identificar que David y Andrés tienen mayor afinidad con el papá y Alejandro es más apegado a ella.


En el rendimiento escolar tienen un buen promedio, y a nivel deportivo aseguró que cada uno se desempeña muy bien en sus posiciones.


Entre diversas vivencias y sacrificios que como padres han enfrentado Cintya Carolina guarda en su mente y corazón un torneo que se desarrolló en Austin Texas.


-Era la final y David metió el último gol que nos dio el campeonato, pero ese partido que culminó en celebración lo vivimos bajo una temperatura de menos 5 grados centígrados-.


Grandes sueños



Los trillizos también saben responder ante la interrogante ¿qué será de sus vidas si el fútbol no resulta?, por ejemplo David aseguró que se dedicaría al diseño gráfico y/o moda, Andrés al marketing y la tecnología, y Alejandro diseñaría zapatos deportivos.


¿Y si se tratara de cambiar el mundo de los niños? Alejandro promovería un trato igual para todos, David pediría a los niños evitar los video juegos, ya que quitan tiempo y no generan conocimiento, y Andrés atendería el racismo, la hambruna y diría no a las guerras.


Llegarán lejos, ¡adelante campeones!



En corto


¿Cómo se describen?

David: Soy Inteligente, aplicado en mis estudios, soy introvertido. Me gustan las baleadas.


Andrés: Soy Inteligente, soy sociable tengo muchas amistades y me gusta el trabajo en equipo. De comida me encanta la lasaña.


Alejandro: Soy aplicado en mis clases, soy muy trabajador y me gustan los desafíos. Me fascinan las baleadas.


¿Qué harían con su primer sueldo si llegaran a una liga profesional?

Andrés: Invertiría la mayor parte en negocios.

David: Lo ahorraría

Alejandro: Compraría una casa y un carro


¿De Europa que equipo es el que más les llama la atención?

Andrés: Barcelona,

David: Barcelona y Bayern

Alejandro: Barcelona o Ajax



1407 visualizaciones11 comentarios