• Facebook
  • Honduras Trascendental

Hondureño triunfa como entrenador de voleibol de la súper liga finlandesa

Como jugador profesional en Europa tuvo la oportunidad de jugar durante 11 años en cuatro ligas diferentes. Jugó en el Club Sampo de Pielavesi de Finlandia, en el Club Volleyball MÜNSINGEN de Suiza, en el Club Deportivo Universidad de Granada, España, y en el equipo Puerto Real de la segunda división de España.


Siendo un jugador nacional fue catalogado como uno de los mejores de Centroamérica. Es licenciado en mercadotecnia y negocios internacionales y cursa una maestría de actividad física y gestión deportiva.

Tegucigalpa. En el país más feliz del mundo ríe, sueña y triunfa un atleta hondureño. Un destacado legionario del voleibol nacional que hace historia como entrenador en la súper liga finlandesa.


El jugador profesional que de 1998 a 2004 logró títulos como el mejor bloqueador, atacador y jugador de Honduras y Centroamérica.


Ese mismo que con la experiencia de 25 años de carrera en el deporte de equipo ha construido una invaluable historia de juego en las canchas rectangulares.


Su nombre Luis Alberto Salgado López, oriundo de Danlí, El Paraíso, atleta nacional que por sus destacadas participaciones estuvo presente en decenas de torneos latinoamericanos hasta que se trasladó a Europa para jugar en España, Suiza y Finlandia donde reside en la actualidad.


“Desde los 17 años a los 36 participé en competencias internacionales como jugador de este deporte”, reveló el reconocido atleta nacional.


Triunfos internacionales

Siendo un adolescente se enfiló en la selección juvenil de voleibol de Honduras por invitación de uno de sus amigos de la iglesia, y en dos años logró posicionarse como uno de los cinco mejores de Centroamérica.


Su esfuerzo y dedicación no se detuvo y dos años más tarde ya se encontraba entre los dos mejores de américa central.


Como jugador profesional en Europa tuvo la oportunidad de jugar durante 11 años en cuatro ligas diferentes. Durante cinco años jugó en el Club Sampo de Pielavesi de Finlandia, en este tiempo tuvo una participación de excelencia en los encuentros deportivos de esta Liga alcanzando reconocimientos como máximo anotador y bloqueador.


Además jugó durante un año en el Club Volleyball MÜNSINGEN de Suiza, equipo con el cual logró obtener la medalla de tercer lugar en la Liga de 2009.


También jugó en el Club Deportivo Universidad de Granada, España, durante tres años, donde gracias a su talento logró medalla de oro en 2004 y en 2006, sumado a su participación en el equipo Puerto Real de la segunda división de España.


Ante tantos triunfos es difícil recordar con exactitud el número de medallas que ha alcanzado “no puedo dar el número porque hay medallas individuales y de equipo, pero si puedo comentar que todas las tengo en un portafolio en Honduras, tanto las de oro, plata y bronce”.


Estos triunfos que concluyeron con el recibimiento de medallas fueron conquistados en países como México, Venezuela, Centroamérica, y el viejo continente.


“Todas estas medallas y trofeos están guardados, porque al final como atleta los premios son extraordinarios, pero como persona es mejor generar una cultura de superación, no por los éxitos, sino por el esfuerzo que hay que realizar para generar nuevos talentos”, expresó.


Entrenador en Honduras y Europa

En el país, Luis se desempeñó como jugador profesional por más de una década y luego se preparó con estudios para subir un escalón más para ofrecer sus conocimientos a nuevas generaciones.


Es así, que pudo formar a atletas nacionales y acompañarles en competencias internacionales como parte del cuerpo técnico como sucedió durante los Juegos Centroamericanos de Managua 2017.


Fue además entrenador de atletas de reconocidos centros educativos de la capital. Y en la actualidad trata de aprovechar al máximo su experiencia en la cancha para instruir a jóvenes en formación en el país nórdico.


“Esta es una nueva etapa, donde hay que aprender mucho y rápidamente, hay que adaptarse a los diferentes escenarios y aprender a compartir nuevas ideas, pero también a oír nuevas ideas”, dijo.


Según el hondureño estar al frente de un equipo es una experiencia emocionante, pero a la vez estresante porque hay que dar resultados inmediatos, con cada partido, tanto a nivel colectivo como individual.


“La exigencia es de parte del club, como de los atletas, donde la planificación es básica para el desarrollo de estrategias de entrenamiento, no se puede ir a un entrenamiento o partido a improvisar, ni a tomar decisiones de manera emocional”, agregó.


Sin embargo, a pesar de los retos anhela con forjar una carrera como coach, aunque sabe que no puede correr, pues en esta faceta “se va paso a paso, escalón por escalón. Me gustaría no solo continuar en la liga finlandesa, sino trascender y llegar a otras ligas, pero también me gustaría ir creciendo a nivel organizacional en la región centroamericana y el Caribe”.


Momentos inolvidables


Entre sus momentos especiales practicando el voleibol, Luis destacó cuando siendo un cipote de 17 años participó en una competencia de Juegos Centroamericanos y el Caribe, en Venezuela.


También cuando siendo un jovencito ganó su primer premio individual. “Otro momento fue dar este paso de fe, a nivel profesional, en España”.


Sumado a ganar medallas en juegos centroamericanos y tener la oportunidad de pasar de ser jugador, a ser entrenador.


Retos

En la actualidad, Luis forma parte de la comisión de atletas de la Asociación de Federaciones Centroamericanas de Voleibol-AFECAVOL, y su máximo deseo es que Centroamérica se vuelva algún día un semillero de talentos y futuros profesionales de este deporte.


En el país el voleibol es el segundo deporte más practicado, ya que se juega tanto en las principales ciudades como en comunidades más pequeñas. Por ello, en varios departamentos hay torneos como; Copán, Marcala y La Esperanza, “también en la costa norte es muy popular este deporte, tanto en salón como en arena, desde Omoa hasta Trujillo”.


Pese a ello, consideró que ante la falta de apoyo que se ha tenido a nivel de selecciones Honduras se está quedando rezagado en cuanto a este deporte


“Con grandes esfuerzos la Federación ha logrado desarrollar equipos juveniles que han hecho grandes papeles a nivel internacional, como la selección U18 y U20 femenil, pero mucho de ello ha sido gracias al esfuerzo de los padres de familia y amigos”, expresó el experto.


Nuevas promesas


De acuerdo con el reconocido atleta, en la actualidad hay deportistas nacionales que han sabido complementar la formación académica con la parte física participando en ligas universitarias en Estados Unidos y Canadá como; Ruth Aguilar, quien acaba de graduarse, Nathaly Pérez, Héctor Ortiz, Arturo Duran y Gabriel García.


“Estos talentos esperaríamos que en algún momento puedan sumarse a las selecciones nacionales. “Lo bonito de nuestro deporte es que nos da la oportunidad de desarrollarnos a nivel integral, y eso aporta para que los jóvenes puedan cumplir otros objetivos como estudios superiores”, dijo.


También resaltó que en la última década ha habido un gran apoyo de parte de los veteranos como Luis Membreño, Luis Matamoros, Wilfredo López y Evans Torres.


Familia

Su amor por el deporte aseguró que fue herencia de su tío Elmer López, quien jugaba béisbol y baloncesto.


Por esta razón, es que siempre ha sido un fanático del baloncesto, pero sus mayores oportunidades como deportista surgieron en el voleibol. “Yo me acerqué al voleibol para acceder a posibilidades para hacer mis estudios universitarios”.


El objetivo que ha alcanzado, pues es licenciado en mercadotecnia y negocios internacionales y cursa una maestría de actividad física y gestión deportiva.


Está casado con Sharon Guardado, con quien tiene dos hijos: Luis Alberto y Luis Alejandro, junto a ellos reside en Rovaniemi, la capital de Laponia, en el norte de Finlandia.


Como parte de su desempeño profesional ha sido también modelo de campañas de publicidad en Honduras y en el extranjero.


Cualidades

Con una estatura de 1.98 metros Luis ha logrado además de condición física para el juego la actitud correcta, disciplina, paciencia, respeto y constancia.


Su esposa lo describe como un hombre soñador, que por sobretodo ama a Dios y a su familia.


“Después de estos amores, su pasión son los deportes. Lo admiro porque cuando se propone algo lo logra. El siempre anda pensando en algún proyecto o nuevas ideas que poner en marcha”, reveló Sharon.


También dijo que su amado es un hombre sensible, un papá dedicado y esposo cariñoso al que le gusta cocinar, y “como dice nuestro hijo mayor, le gusta ponerle un giro a sus comidas”.


Además de ser un hondureño leal con sus amigos y “una persona que siempre está dispuesto a ayudar a quien lo necesite”. Sin olvidar que también predica la palabra de Dios con jóvenes y contribuye con acciones benéficas.


Por su esfuerzo y dedicación a través de Honduras Trascendental le deseamos éxitos en cada faceta de su vida.


791 visualizaciones2 comentarios